El Norte de Castilla

Ganemos Palencia utiliza el oso del circo de San Antolín para atacar al concejal de Medio Ambiente

  • La formación de izquierdas habla de «irregularidades» y afirma que la autorización para la llegada del circo fue posterior a la moción que prohibía traer animales salvajes

Ganemos Palencia ha denunciado este lunes a través de un comunicado las supuestas «irregularidades» en la concesión de permisos para el circo en las pasadas fiestas de San Antolín, cuando el circo Holiday trajo a Palencia un oso entre una de sus atracciones.

A juicio de la formación política, la presencia de este oso contraviene la moción aprobada en el pleno del Ayuntamiento el pasado 21 de julio, que prohibía «la entrada e instalación en esta localidad de animales salvajes de circos, aunque estos no participen en el espectáculo circense, como forma de garantizar la seguridad ciudadana ante posibles escapes».

Por aquel entonces, el edil de Medio Ambiente, Juan Antonio Marcos, alegó que los permisos para la llegada del circo Holiday ya estaban concedidos cuando la moción fue aprobada. Sin embargo, Ganemos Palencia asegura que la solicitud del circo para participar en las fiestas es del 26 de julio, «luego no es cierto lo que decía el concejal que los permisos estaban gestionados ya», razona Ganemos. Asimismo, la fecha del pago de las tasas del circo es del día 18 de agosto, mientras que la notificación por la cual se concede la autorización es del 26 de agosto.

Además, la documentación del oso figura con fecha de 6 de septiembre, un día después de que el circo Holiday concluyese su última función en Palencia durante las fiestas de San Antolín, en las que actuó desde el 24 de agosto y hasta el 5 de septiembre.

Falta de información

En su comunicado, Ganemos Palencia reclama también al Ayuntamiento información que, recuerdan, solicitaron el pasado 6 de septiembre, como el certificado de sanidad de los animales salvajes traídos por el circo, la licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos del Ayuntamiento -así como el histórico de todos estos animales «que han sido transportados y exhibidos por los circos en los últimos años en nuestra ciudad»- y el certificado de capacitación para adiestrar animales potencialmente peligrosos del adiestrador, junto con la licencia para la tenencia del animal.