El Norte de Castilla

Jesús Crucificado, en la procesión de las Cinco Llagas celebrada este año.
Jesús Crucificado, en la procesión de las Cinco Llagas celebrada este año. / M. de la Fuente/El Norte

Palencia celebrará el próximo sábado un Vía Crucis especial

  • El acto se celebra en la plaza de la Inmaculada con motivo del IV Encuentro de Jóvenes Cofrades

El encuentro nacional de jóvenes cofrades no solo aportará un espíritu de la Semana Santa en las mesas redondas organizadas para los casi mil participantes que se reunirán en Palencia el próximo fin de semana, sino que además la Pasión estará presente el Vía Crucis extraordinario que se celebrará 29 de octubre, en la plaza de la Inmaculada, una manifestación eminentemente penitencial.

Quince pasos estarán presentes en este acto, en el que se han preparado textos de apoyo a las oraciones en las estaciones relacionados con la Juventud y con personas desfavorecidas. Catorce delegaciones adquirirán protagonismo en este acto al escenificar cada una de las escenas del Vía Crucis.

Para que los quince pasos estén presentes en la plaza de la Inmaculada será necesario su traslado desde las diferentes sedes canónicas de las cofradías. Para ello se ha previsto una hora concreta en la que se desplazarán todas las imágenes. Todas menos una, Jesús de la Sentencia, que al ser el único paso de la Semana Santa que se porta a costal, tendrá un horario especial. Será el viernes a las 23:00 horas. El paso titular de la Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia será trasladado desde la sede canónica, situada en la parroquia de María Estela, hasta la catedral.

El traslado del resto de los pasos se realizará entre las 18:30 horas y las 19:30 horas, según unos itinerarios ya establecidos, lo que permitirá ver por el centro de Palencia esas imágenes habituales de la Semana Santa en esta temporada otoñal.

En el desarrollo del Vía Crucis se leerán oraciones dedicadas a un joven drogadicto, a una joven adolescente embarazada, un preso, un torturado, una misionera, una mujer maltratada, un enfermo, un pobre, un parado, un anciano, un inmigrante, a María y, finalmente, una oración personal.

El texto del Vía Crucis fue el que se utilizó el que abrió el Camino Cuaresmal de este año, que se celebró en la catedral y que preparó el grupo joven de la Hermandad de Cofradías Penitenciales de Semana Santa de Palencia.