El Norte de Castilla

Reparto de las raciones de patatas, este sábado en Herrera de Pisuerga.
Reparto de las raciones de patatas, este sábado en Herrera de Pisuerga. / Nuria Estalayo

Herrera de Pisuerga exalta la patata

  • La feria dedicada a esta legumbre reúne a numerosos vecinos de la zona norte de la provincia

La Feria y Exaltación de la Patata Boedo-Ojeda volvió a convertir una jornada festiva en un día de convivencia y unión de los vecinos de esta comarca con sede en Herrera de Pisuerga. Una comarca que se haya muy segregada, como resaltaba este sábado Carmelo Blázquez, que ha sustituido a Gonzalo Ortega después de 13 años en el cargo como presidente de la Mancomunidad Boedo-Ojeda, organizadora de los actos.

Blázquez destacó que este día sirve fundamentalmente para que los trabajadores del campo se reúnan. «Hoy –por ayer– conviven diferentes agricultores de la zona que no tienen muchas oportunidades para estar juntos», apuntó el presidente de una mancomunidad que engloba 17 pueblos.

Además de los numerosos visitantes de la zona norte de la provincia, hasta Herrera de Pisuerga se desplazó el delegado territorial, Luis Domingo González, que estuvo acompañado por el alcalde y diputado provincial, Javier San Millán. Al igual que los asistentes, ambos recorrieron los puestos de la feria, y degustaron los diferentes guisos que se presentaron al concurso que cada año se organiza este día con el tubérculo de la zona como ingrediente principal.

El plato ganador fue en esta edición el presentado por el Centro de Incitativas Turísticas de Herrera, que superó al resto de los catorce concursantes con sus patatas a la importancia. Las patatas rebuzadas con salsa de cangrejo, cocinadas por Mercedes Corral, consiguieron el segundo premio y Florentina Sánchez, el tercero con un dulce de patatas.

En el concurso de tortillas también hubo 14 participantes. La ganadora fue Marcela Moreno, con una clásica de patata y cebollas. Abigail Herrero logró el segundo con una tortilla de oreja a la gallega y el tercero fue a parar a Mercedes Corral con su tortilla rellena de jamón serrano.

La patata más grande, con 1.935 gramos, la presentó Tinuca Olea del pueblo burgalés de Renedo de Valdelucio, aunque comentó que este ejemplar lo encontró en tierras palentinas, en su parcela de Helecha.

Nuevamente, la Asociación de Amas de Casa, a la que desde la mancomunidad se ensalzo su labor, cocinó y repartió su delicioso guisado de patatas. Casi 1.500 raciones que los visitantes, tras permanecer pacientemente en la cola, pudieron degustar, acompañados de pan y vino, sentados en las mesas que el ayuntamiento había apostado en la plaza José Antonio Girón, donde se concentraron las actividades de la feria.

El pregón corrió a cargo del escritor Gonzalo Alcalde Crespo, mientras que Arsenio Aparicio Doce, de Revilla de Collazos, fue homenajeado como el sembrador más veterano. Aparicio, de 86 años, agradeció este homenaje y, sobre todo, el buen trato recibido por los organizadores de la feria.

Este veterano agricultor, que ha vivido siempre en su localidad natal de Revilla, recordó que se dedicó a la siembra de patatas desde los 14 años hasta su jubilación. Del mismo modo, Aparicio resaltó que cada vez el producto va mejorando. «Hoy hay variedades de patatas extraordinarias que antes no había», afirmó el homenajeado.