El Norte de Castilla

Zara se afianza en Palencia con la reforma de su tienda en la Calle Mayor

Varias clientas, en la zona de obras de Zara.
Varias clientas, en la zona de obras de Zara. / a. quintero
  • Inditex moderniza todas las secciones del establecimiento, aunque planifica las obras por partes para evitar un cierre

Zara evidencia esta semana su intención de mantenerse en Palencia con el inicio de las obras en el establecimiento de la Calle Mayor, donde quiere ofrecer un escaparate más vanguardista para mostrar los diferentes productos de las secciones de hombre, mujer, joven y niños. Solo unas horas después de que el pasado 13 de junio la dirección de Zara anunciara a las 21 trabajadoras de la plantilla su intención de cerrar su tienda en Palencia a finales de junio, la propia firma daba marcha atrás y aseguraba que continuaría en la ciudad. El buque insignia del grupo de Amancio Ortega reconsideró entonces su idea inicial del cierre por la fuerte presión social (las trabajadoras lograron casi 5.000 firmas de apoyo), del resto del comercio y también institucional, ya que el propio alcalde medió para lograr la continuidad de una firma que supone un revulsivo en la actividad económica y empresarial de Palencia.

Tras aquel compromiso, el grupo textil da ahora un nuevo paso adelante en su promesa de mantenerse en Palencia y en el mismo enclave de la emblemática Calle Mayor, con el inicio de las obras de reforma que pretenden dar un aire más moderno al establecimiento, que facilite también poder mostrar mejor el producto.

Los responsables de Inditex explicaron en junio a las trabajadoras que su intención era realizar una reforma en el local que ocupa Oysho, otra de las firmas del grupo, y una vez concluidas comenzar con los trabajos en Zara. Y así se ha realizado, solo que en este último caso no ha sido necesario cerrar la tienda. Las obras se iniciaron el pasado lunes y se están llevando por partes, de forma que no ha sido necesario cerrar el establecimiento. A través de grandes cortinas blancas, se están llevando a cabo las reformas en niño, hombre y mujer además del almacén. El resto del espacio libre ofrece las diferentes colecciones para que los clientes puedan seguir comprando físicamente los productos. El inicio de la modernización de Zara ha generado satisfacción también en los establecimientos de la zona, ya que la presencia de Zara está comprobado que supone un revulsivo económico para las zonas donde se asienta. Las obras permitirán aprovechar mejor los 2.500 metros útiles de este espacio y la posibilidad de introducir en un futuro algunas nuevas líneas, aunque aún no hay nada decidido en este sentido.