El Norte de Castilla

vídeo

Juan Olaizola, Ángeles Armisén, Juan Andres Oria y Beatriz de la Parra. / Marta Moras

Palencia potenciará el cultivo de trufas

  • La Diputación, la Cátedra de Micología y las empresas IDforest y ECM desarrollarán un programa de dos años que concluirá con una feria en diciembre de 2018

La Diputación pone en marcha el ‘Programa de desarrollo de la Truficultura’ con la colaboración con la Cátedra de Micología y las empresas ID Forest y ECM. El objetivo de esta iniciativa con el objetivo de poner en valor un recurso natural, la trufa, muy apreciado gastronómicamente para su conversión en un cultivo de elevada rentabilidad económica en terrenos agrícolas marginales.

Este programa, que se desarrollará hasta 2018, ha sido presentado este viernes por la presidenta de la institución, Ángeles Armisén, que ha estado acompañada por el director de la Cátedra de Micología, Juan Andrés Oria de Rueda, y de Beatriz de la Parra y Jaime Olaizola, representantes de las empresas consultoras ECM e IDForest, respectivamente.

Con la puesta en marcha de este proyecto, la Diputación vuelve a poner de manifiesto su apuesta por poner en valor un recurso de la provincia que todavía no había sido abordado técnicamente y que puede resultar muy rentable económicamente y constituir una excelente alternativa para los agricultores.

A través de este programa se elaborará un mapa de la potencialidad trufera de la provincia, se analizarán parcelas en tres comarcas diferentes, se redactará un modelo de gestión trufera, se impartirán cursos formativos y se prestará asistencia técnica a los agricultores, entre otras actuaciones.

Se pretende también disipar las dudas que agricultores y propietarios de terrenos puedan tener sobre la trufa y apostar por un cultivo innovador en Palencia con los mínimos riesgos.

Los suelos calizos más pedregosos (más de 30.000 hectáreas en la provincia), considerados estériles o improductivos por parte de la agricultura convencional, son los de una posibilidad mayor para la producción de este hongo subterráneo tan apreciado.

Una plantación trufera aunque se sitúe en un suelo de ínfima categoría agraria puede rentar anualmente de 2 a 50 kg de trufa y un beneficio mínimo anual de 1.000 a 14.000 euros por hectárea, impensable con cualquier otro tipo de cultivo sobre suelos pobres.

El programa arrancará este otoño y concluirá en diciembre de 2018 con la celebración de la primera Feria de Truficultura de Palencia.