El Norte de Castilla

Una empresa de telefonía deberá indemnizar a un matrimonio por pasar su línea a otra compañía

  • La comercializadora tendrá que pagar 2.800 euros por daños y perjuicios a los afectados, a los que cortó su línea habitual sin su consentimiento

El Juzgado número 7 de Palencia ha condenado a una empresa comercializadora de telefonía a indemnizar con 2.800 euros a un matrimonio por los daños y perjuicios que le ocasionó al cancelar su línea telefónica fija que usaban desde hacía 28 años y traspasarles a otra compañía.

La empresa de telefonía llegó a reclamar al matrimonio durante casi un año, por medio de requerimientos de empresas de recobros y con advertencia de incluirles en ficheros de morosos, una deuda de factura que se mostró inexistente. El asunto, defendido por la Unión Cívica de Consumidores (UNAE), a través del letrado palentino César de los Bueis, se fundamenta en que los afectados se vieron privados del uso del número de teléfono que poseían desde hacía años, sin que la parte demandada ofreciera otra solución que activar una nueva numeración fija, lo que fue descartado por la parte de los afectados, que deseaba mantener su número anterior, el que tenían desde al año 1986.

La sentencia establece que la cancelación y el traspaso de la línea se decidió de forma unilaterial por parte de la compañía de teléfonía y sin justificación. En la resolución se impone a la mercantil el pago de las costas y el de daños morales derivados del proceso.