El Norte de Castilla

Detenido un marroquí con droga en un bar de Palencia

  • Cuando vio aparecer a la Policía, se dirigió al aseo de señoras e intentó esconder la sustancia estupefaciente

Agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial han detenido a un hombre de nacionalidad marroquí, de 38 años, con domicilio en Móstoles (Madrid), que tenía en su poder varios trozos de hachís (más de 110 gramos) envueltos en papel celofán, además de una balanza electrónica de precisión con restos de la mencionada sustancia estupefaciente en la zona de pesaje, así como 273 euros en efectivo. Los hechos tuvieron lugar sobre las 19:45 horas de este jueves cuando la Policía realizaba un control en relación con la prevención y represión del tráfico ilegal de sustancias estupefacientes en un bar de la capital palentina.

El detenido, cuando vio que los agentes entraban en el bar y se identificaban como policías, se dirigió rápidamente al aseo de mujeres, por lo que le siguieron, encontrándole agachado junto al lavabo. Al entrar los policías, se puso en pie, a la vez que arrojaba al suelo varios objetos, comprobando que eran pequeños trozos de hachís preparados para su venta. Asimismo, y tras examinar el lavabo, en la parte posterior, entre los tubos de conducción de agua, hallaron otro trozo de hachís, éste más grande, además de la balanza electrónica de precisión.

Seguidamente, los policías procedieron a realizar un registro minucioso de las ropas del hombre, interviniendo en uno de sus bolsillos la cantidad de dinero mencionada. Por todo ello, fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Puesto a disposición judicial, se ha decretado su libertad con cargos.

Sanción al bar por otro paquete de hachís

Además, en uno de los sofás de la zona de acceso al bar inspeccionado, los agentes policiales intervinieron asimismo un trozo de sustancia compacta de color marrón, que resultó ser también hachís, envuelto en papel celofán transparente, con un peso bruto aproximado de 50 gramos, desconociéndose en este caso quién pudo dejarlo allí, por lo que se levantó un acta de sanción administrativa al encargado del establecimiento.