El Norte de Castilla

El conductor de un camión se fuga tras un accidente y se encierra 9 horas en la cabina

Camión accidentado, con las ruedas reventadas.
Camión accidentado, con las ruedas reventadas. / EL NORTE
  • El chófer, que perdió 10 toneladas de mármol en la A-62, se detuvo en Torquemada en un área de descanso

  • La Guardia Civil le instó a bajar, pero solo lo hizo cuando llegaron los responsables de la empresa

Un camión articulado con matrícula española que circulaba por la autovía A-62, en sentido Burgos, colisionó la pasada madrugada contra la señalización de las obras que ejecuta el Ministerio de Fomento en los puentes existentes frente al núcleo urbano de Magaz.

Como consecuencia de esta colisión, reventaron dos ruedas del semirremolque y el camión perdió unas 10 toneladas de mármol negro que dejó esparcidas sobre la calzada de la A-62. La carga ha ocasionado daños, al menos a otro camión que circulaba tras el causante de la colisión.

Sin embargo, el conductor del camión, en lugar de detenerse de inmediato, continuó su marcha por la autovía durante 12 kilómetros con las dos ruedas reventadas, con el semirremolque deteriorado y con otras 10 toneladas de mármol en su interior sin garantía de sujeción alguna. Tras circular así desde Magaz y durante 12 kilómetros por la autovía A-62, el camionero decidió salir o se vio obligado a salir de la autovía, y estacionó el tráiler en una zona de descanso de Torquemada.

Posteriormente, la Guardia Civil de Tráfico logró descubrir la localización de este camión, cuya cabina tenía las cortinas interiores desplegadas. Tras llamar a las puertas, no obtuvieron respuesta alguna, por lo que los agentes contactaron con la empresa transportista, que se comprometió a enviar a algún representante de la misma para abrir con llave las puertas del camión.

Una vez pasadas las 12 horas del mediodía de hoy, es decir, unas 9 horas después del accidente, llegaron los responsables de la empresa, abrieron con sus llaves la cabina del camión y, en su interior, se encontraba el conductor.

Tras practicar las actuaciones oportunas, la Guardia Civil de Tráfico va a formular diversas denuncias administrativas y penales contra este conductor, entre otras razones, por darse a la fuga tras provocar el accidente y por generar graves riesgos contra la seguridad vial, ya que condujo 12 kilómetros por la autovía con dos ruedas reventadas, y con el riesgo añadido de haber podido perder más piezas de mármol por la calzada de la A-62.