El Norte de Castilla

Incautados 10 kilos de hachís en un coche abandonado en Palencia tras fugarse en un control

Alijo de hachís aprehendido por la Policía.
Alijo de hachís aprehendido por la Policía. / EL NORTE
  • Los dos ocupantes del coche, naturales de Marruecos pero con nacionalidad española, ya han sido identificados y hay orden de busca y captura

La Comisaría Provincial de la Policía Nacional ha logrado incautar más de diez kilogramos de hachís, valorados en 65.000 euros, que eran transportados en un turismo que fue abandonado por sus dos ocupantes tras huir de un control de alcoholemia realizado por la Policía Local de la capital palentina en la avenida de Valladolid, frente a la Fábrica de Armas, y que al parecer iban a ser distribuidos en Palencia en pequeñas dosis, según apuntan las investigaciones policiales.

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo, sobre las 07:45 horas, cuando la Policía Local de Palencia realizaba un control rutinario de alcoholemia en la plaza Rabí Sem Tob, a la altura de la avenida de Valladolid. Al llegar a dicho control un turismo de la marca Volkswagen, modelo Golf, de color negro, ocupado por dos individuos, este se dio a la fuga a gran velocidad, dirigiéndose por la avenida de Valladolid hacia la avenida Cardenal Cisneros, metiéndose en dirección contraria por la calle Doctor Fleming. Después de aparcarlo, lo cerraron y huyeron a pie.

La propia Policía Local trató de identificar el vehículo, con matrícula de Ceuta, solicitando información a la Policía Nacional, con la intención de proceder a la tramitación de la correspondiente sanción por haber cometido una infracción grave contra la seguridad vial, siendo informados de que la titular era una mujer residente en la citada ciudad norteafricana, trasladándose el coche hasta el depósito de la propia Policía Local y quedando bajo su custodia.

A partir de ahí, en la Comisaría de la Policía Nacional se tuvo conocimiento, durante la noche del domingo de que la propietaria del turismo intervenido había presentado en la Comisaría de Ceuta la correspondiente denuncia por la desaparición de su esposo y del coche, lo que puso en aviso a los agentes policiales, que decidieron trasladar el vehículo a las dependencias de Comisaría. Tras abrirlo, encontraron una bolsa grande de plástico en cuyo interior había otras nueve más pequeñas, conteniendo en total 994 bellotas de hachís, con un peso de 10,295 kilogramos, valorados en 65.000 euros.

Desde la Comisaría de Palencia se solicitó a la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León el apoyo de la Unidad Canina, con sede en Valladolid, con el objeto de comprobar si el automóvil estaba preparado para el transporte de droga, sin que aparecieran nuevas cantidades de sustancias estupefacientes. Sí se comprobó, no obstante, que la droga incautada pudo ser transportada camuflada convenientemente en los huecos de las puertas, ya que se comprobó que habían sido manipuladas.

Las posteriores investigaciones de los agentes de la Comisaría de Palencia han dado como resultado que el vehículo viajó desde la ciudad autónoma de Ceuta con dos pasajeros el pasado sábado, atravesando el Estrecho de Gibraltar en barco hasta Algeciras. Desde allí se trasladaron por carretera hasta Palencia, donde llegaron a primera hora de la mañana del domingo.

Todo indica que el destino de los más de diez kilogramos de hachís tenían como destino la capital palentina, donde se habría distribuido en pequeñas dosis.

La Policía ya tiene identificados a los dos individuos que ocupaban el coche y que lograron huir tras abandonarlo, habiéndose tramitado la correspondiente orden de busca y captura contra ambos, que al igual que la mujer propietaria del coche, son naturales de Marruecos, aunque con nacionalidad española y residentes en Ceuta. Uno de ellos tiene antecedentes por tráfico de drogas y ha sido detenido en varias ocasiones anteriores.