El Norte de Castilla

María Tejedor, Eduardo García, Mercedes Sánchez, Luis Domingo González, Isabel Pérez y Julián González, este martes, en la presentación.
María Tejedor, Eduardo García, Mercedes Sánchez, Luis Domingo González, Isabel Pérez y Julián González, este martes, en la presentación. / Antonio Quintero

La Universidad de la Experiencia abre el curso con 122 alumnos

  • La Junta incrementa en un 41% la subvención al programa en la comunidad, con una aportación de 158.530 euros para este curso

«Me siento como cuando iba al colegio, con ganas de empezar el curso para volver a ver a los compañeros, y con ganas de conocer a los nuevos». Es la emoción que transmite Julián González un veterano alumno del Programa Interuniversitario de la Experiencia, que este martes ha arrancado el nuevo año académico. La conocida como Universidad de la Experiencia, es una iniciativa de la Junta de Castilla y León, que se desarrolla en colaboración con las universidades públicas y privadas de la comunidad autónoma, dentro de los programas de envejecimiento activo y del aprendizaje a lo largo de la vida.

En Palencia, el curso empieza con 122 inscritos, en las sedes de la capital y de Guardo. En esta localidad se han matriculado más de una veintena de alumnos, de los que 8 asisten por primera vez, mientas en la capital los nuevos son 11.

El nuevo año académico ha sido presentado en el salón de actos de la Casa Junco por el delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González; y el gerente territorial de Servicios Sociales, Eduardo García; la coordinadora del programa, María Tejedor, y la vicerrectora del Campus Universitario de Palencia, Mercedes Sánchez. En la presentación han intervenido también la presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos, Isabel Pérez; así como Julián González y Segismundo Gonzalvo, dos antiguos alumnos de la Universidad de la Experiencia.

A partir de los 55 años

Esta oferta está abierta a las personas con 55 años o más, residentes en la Comunidad de Castilla y León. Excepcionalmente, siempre que no se cubran las plazas, podrán matricularse personas a partir de los 50 años, y no es necesario tener ninguna titulación. Aunque las clases ya empiezan, el plazo de matriculación estará abierto hasta el próximo 31 de octubre, de forma que las personas que quieran matricularse todavía pueden hacerlo.

Los alumnos hacen una carrera de tres años, y una vez terminado este tramo pueden continuar matriculándose en algunas asignaturas que elijan. Una novedad del curso 2016/2017 es la implantación de un nuevo plan de estudios, que es más flexible ya que se impartirán itinerarios formativo de humanidades. Asimismo, una mejora muy importante con respecto al curso pasado es el incremento del número de horas lectivas. En Palencia se impartirán 15 horas más, y en Guardo se incrementan cinco.

A esta oferta se suman actividades ofrecidas por el campus de Palencia como la participación en el aula de cultura, seminarios, conferencias, conciertos, como otras a propuesta de los propios alumnos, como el coro, teatro o visitas culturales. «Con estas actividades queremos fomentar también la convivencia y el compañerismo», subraya la presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos. Isabel Pérez, alumna de la Universidad de la Experiencia desde hace cinco años, indica que aunque a la asociación pertenecen una media de entre 45 y 50 personas, las actividades están abiertas a todos los alumnos. «Ahora mismo estamos ya preparando la celebración de Halloween, y cuando llegue carnaval también lo celebraremos», señala esta antigua alumna.

Acceso a la cultura y a la ciencia

El objetivo del Programa Interuniversitario de la Experiencia es dar a las personas mayores la posibilidad de acceder a la cultura y a la ciencia como fórmula de crecimiento personal, así como promover el intercambio de relaciones entre los propios mayores dentro del entorno universitario. Esta iniciativa lleva más de 20 años implantada en nuestra Comunidad Autónoma y se desarrolla en ocho universidades públicas y privadas, contando con 27 sedes, de las cuales 16 se encuentran en municipios de más de 20.000 habitantes.

Tanto Isabel Pérez como sus compañeros animan a los palentinos a matricularse en el programa. «Creemos que es poco conocido», lamenta la presidenta de la asociación, que destaca la experiencia positiva de la universidad, tanto en el aspecto educativo como de ocio.

Segismundo Gonzalvo, también miembro de la asociación, considera que quizá a algunas personas les retrae el miedo a las pruebas, por eso remarca que «no se obliga a nadie a asistir a las clases y no hay exámenes. Además, se puede participar en muchas actividades».

«Económicamente no es muy caro, y las clases están al alcance de cualquiera. Es para todo el mudo: yo hice una carrera y puedo recordar la época de estudiante, y los que no pudieron estudiar, ahora pueden tener la experiencia de lo que es la Universidad», argumenta Julián González, que es perito agrícola , ahora jubilado.

Una iniciativa consolidada

El programa, cofinanciado por la Gerencia de Servicios Sociales, las universidades y los propios alumnos, se ha consolidado en el tiempo, con un total de 4.457 alumnos matriculados en las universidades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid en este curso. La cuantía de la subvención concedida a las Universidades de Castilla y León para el desarrollo de este programa durante el curso actual se ha incrementado aproximadamente un 41,55% respecto al curso anterior, pasando de 112.000 euros en el curso pasado a 158.530 euros en el actual.

Como parte de la política de envejecimiento activo, el programa interuniversitario se integra en el Club de los 60 junto con otros programas dirigidos al mantenimiento y a la mejora del bienestar físico, social y mental de las personas mayores, con el objeto de favorecer su capacidad funcional y vida independiente durante el mayor tiempo posible, tales como el programa de Termalismo, el de Viajes o el de Acercamiento Intergeneracional. Actualmente, el Club de los 60 de la Junta de Castilla y León cuenta con 316.785 socios en la Comunidad Autónoma.