El Norte de Castilla

La larga fila de ciudadanos en la Plaza Mayor, a la espera del reparto de fabiolines.
La larga fila de ciudadanos en la Plaza Mayor, a la espera del reparto de fabiolines. / Manuel Brágimo

La fabiola atrae a multitudes

  • La asociación de panaderos repartió en menos de media hora las barras preparadas, y cientos de palentinos se quedaron sin ella

Una larga fila rodeaba la Plaza Mayor desde antes de las 13:30 horas de este domingo, momento previsto para el reparto gratuito de fabiolines, organizado por la Asociación Provincial de Fabricantes con motivo del Día Internacional del Pan.

El acto, con el que se clausuraba una semana de actividades para promocionar este alimento básico y en particular la fabiola palentina, duró apenas media hora. Las 500 unidades que los panaderos había preparado para la entrega, un centenar más que el año pasado, se agotaron enseguida , y multitud de ciudadanos que habían esperado para recoger una barra se quedaron sin ella.

«La afluencia ha sido mayor de la esperada, posiblemente porque es domingo, y también porque cada año se conocen más estos actos», indicó el presidente de la asociación Bizien Serrano. Con todo, el representante de los fabricantes de pan se mostró satisfecho por la aceptación, e indicó que en años anteriores sobraron fabiolas, que fueron entregadas al comedor social.

Serrano ha calificado de «éxito» la semana del pan, en particular la Feria de la Fabiola, celebrada este sábado, con gran afluencia de público a la Plaza Mayor. Por ello, los panaderos celebrarán en próximos años esta semana dedicada al pan, «y ya estamos pensando en algunas novedades», señaló el presidente.

De hecho, la asociación de fabricantes se propone celebrar otras dos ferias más al año dedicadas al pan. Una en la zona norte, en Aguilar o alguna otra localidad de la Montañas, y otra en el Caminos de Santiago, en Frómista, Osorno o Carrión.

La asociación se propone seguir divulgando el pan de Palencia, «donde han muy buenos panaderos y se hace un pan de gran calidad», al tiempo que mantiene la apuesta por lograr para la fabiola palentina la marca de garantía, subrayó Bizien Serrano.