El Norte de Castilla

Patrimonio paraliza la propuesta de rebaja de protección para edificios históricos de Palencia

Edificios de la Calle Mayor de Palencia.
Edificios de la Calle Mayor de Palencia. / Antonio Quintero
  • La modificación de las normas de la zona centro se limitará a la regulación de los áticos, las terrazas y la altura de los locales

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Palencia dio ayer el visto bueno, con los votos a favor del PP y de Ciudadanos y la oposición del PSOE y de IU, al expediente para la aprobación de las modicación puntual de las normas urbanísticas que rigen sobre el casco histórico de la ciudad.

Se trata de una propuesta menguada frente a la que se tramitó inicialmente, puesto que la Comisión Territorial de Urbanismo no ha dado de paso a toda la petición de cambios planteada por el Ayuntamiento de Palencia. Concretamente, Patrimonio ha frenado la solicitud de modificación de los niveles de protección para una serie de edificios situados en la zona centro de Palencia. En la práctica, el Ayuntamiento quería rebajar los niveles de protección de seis edificios, para que las restricciones en los trabajos de rehabilitación no fueran tan elevadas. En la mayor parte de los casos se solicitaba la posibilidad de derribar las fachadas con la condición de recrearlas lo más fielmente posible.

Desde Patrimonio, no se ha aceptado esta propuesta y solo se ha autorizado que continúe la modificación del Plan de Urbanismo del casco histórico en lo que se refiere a una serie de cambios puntuales en la normativa de construcción de los edificios. Están pensados para actualizar algunos aspectos de la normativa que regula la reforma de los edificios ya construidos en el conjunto histórico de la capital palentina, que tienen en general una elevada protección, lo que impide en muchos casos adaptarse a otras normativas ambientales actuales o las demandas de quienes buscan una vivienda en la actualidad.

Con respecto a la protección de los edificios, Patrimonio autorizará solo el cambio si se aborda de forma global todo el catálogo de elementos protegidos de la ciudad, una decisión que comparten los grupos de la oposición y que quieren proponer al equipo de gobierno.

El primero de los cambios que se prevén permitirá que los áticos puedan convertirse en viviendas independientes, siempre que cuenten con los requisitos que establece la Ley de Urbanismo para la habitabilidad. Otro de los cambios que se plantea servirá para autorizar la construcción de terrazas en las cubiertas, que en la actualidad está prohibido. Las cubiertas deberán mantener la inclinación que exige la normativa y podrán cortarse para encajonar una terraza, que no estará al borde de la fachada.

El tercero de los cambios hace referencia a la altura de los edificios, que podrán elevarse hasta 40 centímetros, con el fin de que puedan cumplirse todas las normativas urbanísticas.