El Norte de Castilla

Una manada de ciervos, la semana pasada en la Montaña Palentina.
Una manada de ciervos, la semana pasada en la Montaña Palentina. / El Norte

Los ecologistas de Palencia piden más control del furtivismo durante la berrea

  • El grupo Ecologistas en Acción reclama más vigilancia y unas sanciones judiciales y administrativas «ejemplares»

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Junta de Castilla y León y a la Subdelegación del Gobierno más vigilancia y control del furtivismo durante la berrea, época en la que los furtivos están más activos aprovechando que los ciervos machos son más vulnerables por estar en celo.

Ecologistas en Acción ha lamentado «la falta de sensibilidad y la laxitud» de las administraciones para afrontar problemas como el del furtivismo, lo que convierte a zonas como el norte de la provincia de Palencia, en «un verdadero paraíso para los furtivos», según se recoge en un comunicado de prensa difundido este jueves. Ejemplo de ello son los dos ciervos decapitados que han aparecido en Porquera de Santullán y en Rueda, en el norte de Palencia, ambos en idénticas circunstancias, al lado de la carretera, disparados y sin la cuerna, subraya Ecologistas en Acción. «Una situación que se repite todos los años por estas fechas, aprovechando que los machos de ciervo están en celo y son más vulnerables», añade.

Sin embargo, denuncian que la mayor actividad de los furtivos no lleva aparejada una mayor vigilancia, y se preguntan por qué la Junta de Castilla y León no intensifica la vigilancia sabiendo que esta época es propicia para los furtivos. También lamentan «la permisividad y la complicidad» de buena parte de la población local, que ve el furtivismo como algo normal, y recuerdan como ejemplo el caso del furtivo sorprendido en un coto privado de Castrejón de la Peña tras abatir un ciervo sin licencia, al que el coto ni siquiera reclamó los daños.

Desde Ecologistas en Acción consideran por tanto que el problema del furtivismo radica en la falta de sanciones «ejemplares», tanto judiciales como administrativas y se acentúa con la enorme falta de vigilancia de los montes, especialmente por la noche. Por ello piden a la Junta de Castilla y León y a la Subdelegación del Gobierno que coordinen sus efectivos, actuando de una manera mucho más decidida contra el furtivismo.