El Norte de Castilla

El Ateneo de Palencia renace un siglo después como motor intelectual de la ciudad

Ion Antolín, Miguel Ángel Paniagua, Martín Aduriz y Javier Cantera, cuatro de los promotores, en el Congreso de los Diputados.
Ion Antolín, Miguel Ángel Paniagua, Martín Aduriz y Javier Cantera, cuatro de los promotores, en el Congreso de los Diputados. / El Norte
  • Un grupo de profesionales quiere recuperar el espíritu regeneracionista que agrupó a finales del XIX a los mejores pensadores de la ciudad, como su fundador, Ricardo Becerro de Bengoa

Con la mirada puesta en aquel embrión regeneracionista, intelectual y defensor de las libertades que fue el Ateneo Palentino fundado en 1876 por el historiador Ricardo Becerro de Bengoa, una de las mentes más importantes de la España del momento, un grupo de profesionales de Palencia, algunos afincados en la ciudad, pero otros con destacadas trayectorias profesionales en la capital madrileña han unido sus esfuerzos para impulsar el nacimiento de un nuevo Ateneo Palentino, que, sin haberse constituido todavía oficialmente, cuenta ya con el respaldo de más de un centenar de profesores, profesionales liberales e intelectuales de Palencia, que creen en la necesidad de unir esfuerzos para impulsar el desarrollo económico, social y también cultural de la ciudad y su provincia.

Desde hace varias semanas se vienen sucediendo movimientos impulsados por el psicoanalista Fernando Martín Aduriz, el diputado nacional del PP Miguel Ángel Paniagua, los periodistas Ion Antolín Llorente y Aída Acítores, y el empresario afincado en Madrid Javier Cantera, para devolver a Palencia una institución que acogió en su seno a grandes nombres históricos palentinos.

140 años después del discurso inaugural de Becerro de Bengoa en el Ateneo el próximo 10 de diciembre sería la fecha elegida para presentarla nueva agrupación en sociedad, como continuación de aquel foco de expansión cultural que pervivió a 1926, hasta que se diluyó en uno de los momentos más convulsos de la historia de España, con una monarquía en declive y una dictadura completamente hostil al movimiento ateneista que se había extendido por toda España. Diversos mensajes en las redes sociales apuntan hacia esa emblemática fecha del 10 de diciembre como sesión inaugural del nuevo Ateneo.