El Norte de Castilla

¿Muerte legal o furtiva en Palencia?

fotogalería

Ciervo decapitado hallado en Santullán. / NURIA ESTALAYO

  • La Guardia Civil investiga si un ciervo hallado decapitado en Santullán se cazó en un coto o fue abatido de forma ilegal

Decenas de buitres sobrevolando este lunes la carretera comarcal que une Aguilar de Campoo con Barruelo de Santullán llamaban poderosamente la atención de los conductores. Un ciervo muerto, situado a escasos metros de la cuneta antes de la entrada a la localidad de Porquera de Santullán, había atraído a las numerosas aves carroñeras, que se peleaban por hacerse con un pedazo del cadáver.

Fotos

  • Los buitres devoran a un ciervo decapitado en Porquera de Santullán

El ciervo se encontraba degollado porque, sin duda, quienes lo decapitaron quisieron llevarse su cornamenta. A media mañana, el cuerpo se hallaba prácticamente intacto, los buitres aún no se habían llenado el estómago. Por ello, se cree que fue abatido –al parecer por un disparo– en la noche del domingo. Quienes lo mataron dejaron el cuerpo del cérvido al descubierto sobre una tierra cercana a la depuradora de aguas residuales. Un lugar muy fácil de divisar por los carroñeros y también por los conductores, que lo podían contemplar desde la carretera mientras circulaban.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que se encargan en Barruelo de velar por la conservación del ecosistema, incluida la riqueza cinegética, señalaron que el ciervo decapitado yacía cerca de un coto de caza situado en las inmediaciones, por lo que consideraban que se puede tratar de caza legal. No obstante, aseguraron que el instituto armado está realizando las investigaciones oportunas para saber si realmente fue abatido de forma regulada o, por el contrario, la muerte del ciervo se produjo por caza furtiva.