El Norte de Castilla

'Sí, quiero' en el Palacio Provincial de Palencia

Una pareja sale del Palacio Provincial tras celebrar su boda.
Una pareja sale del Palacio Provincial tras celebrar su boda. / EL NORTE
  • Desde que en 2013 la Diputación aprobó la celebración de bodas civiles, diez parejas han celebrado una boda a la carta

El Palacio Provincial se ha convertido en el escenario elegido para la unión de diez parejas de la provincia de Palencia desde que en 2013 la institución provincial aprobara la celebración de bodas civiles en el emblemático edificio.

El Palacio Provincial es un edificio modernista con elementos neoclásicos, neorenacentista y con influencias neobarrocas, arquetipo de las construcciones modernistas de la Palencia de inicios del siglo XX. Fue construido en piedra de Hontoria, ladrillo, hierro y cristal.

El Palacio fue inaugurado el 19 de octubre de 1916 y desde el año 2013 es escenario de bodas de palentinos que han elegido celebrar su enlace en este enclave tan importante para la provincia. La obra maestra del arquitecto Jerónimo Arroyo ofrece poder celebrar una ceremonia civil cargada de emotividad y simbolismo elegida a la carta: música, flores, fotos, vídeos, palabras y promesas que forjarán de ese día recuerdos únicos.

El Palacio recibe a todos los visitantes con su magnífica fachada realizada en piedra de Hontoria y piedra artificial con alegorías de la Industria, el Trabajo, la Agricultura, las Bellas Artes, el Comercio, la Ciencia, que enmarcan unos medallones con los bustos de Berruguete, Maria de Padilla, y Alfonso X El Sabio.

Los novios y sus invitados pueden disfrutar de las preciosas imágenes de las ventanas de las fachadas laterales, que además de motivos neoplaterescos pueden verse los escudos de los antiguos partidos judiciales de la provincia: Palencia, Carrión de los Condes, Paredes de Nava, Saldaña, Cervera de Pisuerga, Astudillo, Frechilla y Baltanás.

Los novios recitan sus promesas bajo la gran vidriera del techo del salón principal del edificio, hoy salón de actos. La escena central representa la corte del rey Alfonso VIII quien está acompañado de la reina Leonor y sus hijos.

La majestuosa escalera está cubierta con una bóveda pintada al fresco por Fernando Calderón, que representa la alegoría de la defensa que las mujeres palentinas hicieron de Palencia en el siglo XIV, cuando las tropas del duque de Lancaster pusieron sitio a la ciudad en 1921.

Esta escalera recibe la luz a través de un conjunto de vidrieras en las que están representados los escudos municipales de las cabeceras de los partidos judiciales y de otras poblaciones importantes por su historia, junto al escudo de Palencia, con su lema 'Armas y Ciencia' en referencia a la presencia de palentinos en la batalla de las Navas de Tolosa y a la fundación de la primera universidad española.