El Norte de Castilla

La Showpping Night llena las calles de Palencia

fotogalería

Dos modelos en la pasarela de Luchértola. / Antonio Quintero

  • Más de un centenar de comercios y bares se unen para impulsar la actividad económica en la ciudad con una velada festiva

Bromeaba la presidenta de la asociación Palencia Abierta, María José López, con que habían contratado el buen tiempo, y, desde luego, tenía razón. Difícilmente podría encontrarse en el mes de octubre en la ciudad de Palencia una noche más agradable para salir a la calle y lanzarse a encontrar esa ganga, ese chollo, tan esperado.

Porque en la noche del viernes, gran parte de los comercios de la zona centro de la capital palentina prolongaron su jornada laboral hasta la medianoche, y desde las ocho de la tarde, la hora habitual de cierre, en lugar de bajar la persiana lo que hicieron fue bajar los precios y ofrecer a los numerosos posibles compradores que abarrotaban las calles promociones y descuentos del 15%, el 20%, el 25% y, en algunos casos, incluso más.

Las actividades habían comenzado antes, durante las primeras horas de la tarde, con actividades deportivas en el primer tramo de la Calle Mayor o en el parque del Salón, en las que los niños fueron los grandes protagonistas, para, a las 20 horas, ceder el testigo a comerciantes y hosteleros, que, en la mayor parte de los casos, convirtieron sus establecimientos en auténticas fiestas. A la celebración de la llamada Showpping Night, la noche de las compras, se unieron también diferentes concesionarios de vehículos que expusieron sus modelos a lo largo de la Calle Mayor, como si de una gran pasarela de la moda automovilística se tratase.

Pero además de los espectáculos organizados por cada establecimiento, recorrían también las calles más céntricas, en las que se concentraban la mayor parte de los participantes, grupos de animación que se mezclaban entre la gente para engrandecer la fiesta. Y así, actores, músicos, pinchadiscos, modelos o monitores de baile se dejaban ver por cualquier rincón de la zona centro. «Esto no es un viernes normal, es un viernes especial, no hay más que ver cómo está la calle. Una segunda Showpping Night en un mismo año es un gran esfuerzo para el comercio y acaba con nuestras fuerzas, pero desde luego merece la pena», manifestaba ayer la presidenta de Palencia Abierta, quien insistía en que, en el peor de los casos posibles, que sería un nivel de ventas muy bajos, la participación en la inciativa tendría también un resultado positivo para cualquier comerciante. «Hay gente que vende y que vende muchísimo esta noche, pero aunque no sea así, hay que defenderlo porque es un reclamo. Hay un reencuentro con los clientes, que cuando tengan que hacer una compra se acordarán de ti. Las cosas no hay que verlas solo en el corto plazo», indicó.

Por su parte, el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, destacó el esfuerzo del comercio por apostar por la calle y por «despertar a una ciudad que tiene ganas de vivir».