El Norte de Castilla

Los conductores que equivoquen la matrícula en la ORA de la zona naranja de Palencia serán multados

Parquímetro de la zona naranja junto a la Plaza de Abastos.
Parquímetro de la zona naranja junto a la Plaza de Abastos. / Antonio Quintero
  • La empresa Dornier ha detectado numerosos fallos en los tiques que solo buscan burlar la normativa y prolongar el estacionamiento más tiempo del autorizado

Se dice popularmente que «quien hace la ley, hace la trampa» y parece que muchos usuarios de la denominada zona naranja en el espacio regulado por la ORA han encontrado esa rendija para burlar la ley. Y lo vienen haciendo de forma habitual desde que el pasado mes comenzó a aplicarse estrictamente la normativa del aparcamiento correspondiente a la zona naranja.

¿Qué diferencia hay con respecto a la zona azul? Pues que en la naranja, los conductores no pueden renovar el tique de la ORA una vaz superados los 60 minutos de estacionamiento, con lo que se ven obligados a mover su coche y buscar nuevo aparcamiento si no quieren arriesgarse a recibir la consabida sanción. Mientras, en la zona azul, no existe tal restricción y los conductores pueden tranquilamente sacar un nuevo tique una vez superado el tiempo del primero y colocarlo tras el parabrisas sin que esta acción conlleve aglún tipo de sanción. Es decir, en la zona azul, mientras se pague, puedes mantener el coche todo el tiempo que se necesite.

Pero la zona naranja no es así, está pensada para obligar a los conductores a que estacionen únicamente por un tiempo limitado, con el fin de que los vehículos roten y no resulte imposible encontrar una plaza de estacionamiento en la zona centro de la ciudad. El límite permitido es de una hora, y después no se permite renovar el tique.

Este sistema de control se puede llevar a cabo porque los actuales parquímetros de Palencia exigen que se introduzca el número de matrícula para retirar el tique. Y si en los de la zona azul no pasa nada por renovar continuamente esta papeleta, en la zona naranja si durante la misma jornada se intenta volver a sacar un tique con esa matrícula, el aparato 'canta' y no lo permite.

Ante esta circunstancia, algunos conductores 'avispados' han descubierto que con un pequeño cambio en un número o una letra de la matrícula los parquímetros pueden ser burlados y se consigue ese deseado tique para prolongar la estancia más allá de los primeros 60 minutos.

Pero esta acción ilegal no ha pasado desapercibida a los controladores de la ORA, que han comprobado que en el plazo de un mes de funcionamiento del nuevo sistema de la zona naranja han sido muchos los conductores que han buscado la trampa para no tener que mover el coche. Y ante la alerta, la Concejalía de Tráfico ha decidido poner cartas en el asunto e imponer sanciones a quienes se equivoquen al introducir el número de la matrícula en el tique de la ORA de esta zona naranja, que se encentra ubicada en los entornos de la Plaza de Abastos y en la calle Alonso Fernández de Madrid, junto a Correos y el centro de salud de Los Jardinillos.

«Están intentando pervertir todo el sentido de la zona naranja. Esta regulación se ha establecido en zonas muy céntricas en las que es necesario facilitar a todos los conductores que puedan encontrar fácilmente un aparcamiento para que se puedan hacer gestiones o recados cortos. Un ejemplo claro es la plaza de Abastos, con un tiempo máximo de una hora se permite hacer la compra o cualquier recado, pero luego hay que mover el coche. Si alguien necesita más tiempo hay otras zonas cercanas e incluso aparcamientos públicos», ha explicado la concejala de Tráfico Paloma Rivero.

La edil ha indicado que cuando se detecten estos tiques con errores la Policía Local procederá a imponer sanciones. «No va a ser inmediato. Vamos a estar colocando avisos y advertencias durante quince días o un mes y después procederemos a multar. Se están cargando la idea, esa posibilidad de que haya aparcamientos libres en la zona centro, donde más necesarios son», ha incidido Paloma Rivero.