El Norte de Castilla

Una denuncia por ruidos en un bar de Palencia acaba con un detenido por tráfico de drogas

Dinero y drogas encontrados por los agentes.
Dinero y drogas encontrados por los agentes. / El Norte
  • La Policía sospechó al llegar de la actitud del hombre y en un registro se le incautaron varias sustancias que al parecer vendía en el local

La Policía Nacional detuvo el pasado fin de semana a un hombre en un establecimiento hostelero de la capital palentina por un presunto delito de narcotráfico, después de que se le interviniesen cantidades de varias sustancias en ese local, del que supuestamente hacía uso para tales fines ilícitos.

Lo curioso de la actuación policial fue el azar, la carambola que llevó al Cuerpo Nacional de Policía a hallar las sustancias estupefacientes y así proceder a la detención del hombre. Y es que una llamada de un vecino por ruidos en el establecimiento fue la que precipitó la operación.

Esa llamada telefónica se produjo en la madrugada del pasado domingo, cuando un residente en una vivienda próxima al establecimiento, situado en la calle Mayor Antigua, cercano ya a la Plaza de Pío XII, avisó a la Policía Nacional por ruidos en el interior del local. Hasta el lugar se desplazaron efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, que al llegar desconfiaron de la actitud sospechosa del hombre que se encontraba en el interior y que se identificó como pareja de la regente del bar. La Policía Nacional, alertada por la conducta del hombre, procedió a un registro e intervino al hombre –que relató a la Policía que se encontraba accidentalmente en el establecimiento hostelero al no poder estar su pareja– cantidades de varias sustancias estupefacientes, por lo que procedió a su detención y a su traslado a Comisaría. Tras ser puesto a disposición judicial, quedó en libertad provisional con cargos, puesto que se le imputa un presunto delito de tráfico de drogas al menudeo aprovechándose del bar para tal fin.

Cuando la patrulla hizo acto de presencia en el bar, el detenido se dirigió súbitamente y sin atender a los requerimientos policiales a la trastienda del local, donde se le sorprendió deshaciéndose de una sustancia en polvo de color blanco, posiblemente cocaína.

A pesar de la rapidez con la que se sucedieron los acontecimientos, y debido a la rápida reacción de los agentes policiales, fue posible la intervención de diversa cantidad de sustancia estupefaciente, entre ellos, dos envoltorios de 0,5 gramos de peso total, al parecer cocaína, y 15 gramos de hachís, sustancias dispuestas en pequeñas dosis y preparadas para la venta al por menor, así como 47 gramos de marihuana.

Además, en un local contiguo al bar, comunicados por una ventana de rejas, se halló otro envoltorio con 4 gramos más de sustancia, que dio positiva al reactivo de cocaína, supuestamente arrojado por el detenido en el momento en que la Policía se personó en su local.

El valor total de la droga intervenida alcanza los 522 euros en el mercado ilícito de este tipo de sustancias.

Durante la práctica de los registros que se efectuaron tanto en el domicilio del detenido como en el establecimiento de hostelería en cuestión, se hallaron diversos efectos que indican a los investigadores que el detenido se venía dedicando a la actividad ilícita del menudeo de drogas.

El detenido tiene en su haber varias detenciones más por motivos diversos, incluido el tráfico de drogas. Tras ser puesto a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.