El Norte de Castilla

Vitrinas del museo de La Olmeda, en la iglesia de San Pedro de Saldaña.
Vitrinas del museo de La Olmeda, en la iglesia de San Pedro de Saldaña. / El Norte

La Diputación de Palencia destina 310.500 euros para la iglesia de San Pedro en Saldaña

  • La inversión permitirá mejorar las instalaciones del museo de la villa romana de La Olmeda

La Diputación palentina avanza en el proceso para la contratación de las obras del proyecto básico y de ejecución de adecuación de la iglesia de San Pedro de Saldaña con la aprobación de su financiación en varias anualidades de la cantidad presupuestada, 310.500 euros. Esta obra procurará la mejora de las instalaciones del museo de la villa romana de La Olmeda.

La Junta de Gobierno, que preside Ángeles Armisén, en su última reunión ha dado el visto bueno a la financiación de esta actuación en dos anualidades, 2016 y 2017 (90.241euros el primer año y 220.258 el segundo) para, a partir de ahí, comenzar todos los trámites precisos para la contratación de las obras, después de la redacción del proyecto por parte del servicio de Arquitectura.

La intervención afecta a la superficie útil de la iglesia, 730,64 metros cuadrados; a la superficie total destinada a museo, 434,67 metros cuadrados (la exposición se extiende por 391,46 metros cuadrados, mientras que la oficina son 25,5 y el acceso a la torre y aseos, 17,71) y a la urbanización de la plaza exterior, con una superficie de 265,85 metros cuadrados.

Una de las principales deficiencias que presenta la iglesia es la presencia de humedad en sus muros. La patología obedece a la existencia de agua en cotas poco profundas del subsuelo, lo que hace que esta ascienda por subpresión. Esta situación se ve incrementada por la propia configuración de la iglesia, cuya cota interior se encuentra rehundida respecto a la rasante de las calles perimetrales, lo que dificulta que se realice una adecuada ventilación en la base de los muros exteriores.

Para ello está prevista la ejecución de una atarjea sobre el trazado de la antigua, se profundizará la zanja para incorporar las pendientes necesarias y permitir el desalojo correcto del agua de lluvia en la red general de saneamiento, además se ejecutará un murete en la cara lateral exterior de la atarjea.