El Norte de Castilla

Las calderas deben ponerse a punto para el invierno

Una mujer manipula una caldera en su vivienda.
Una mujer manipula una caldera en su vivienda. / EL NORTE
  • La Unión de Consumidores lanza recomendaciones para evitar riesgos

  • El plazo para solicitar una subvención para cambiar la caldera finaliza el día 15

La Unión de Consumidores de Palencia advierte de la necesidad de efectuar tareas de mantenimiento para mantener las características funcionales de las instalaciones de las calderas y su seguridad y conseguir la máxima eficiencia.

En calderas de gas natural, debe hacerse una inspección técnica cada cinco años y se encarga de ello la empresa suministradora. La UCE recuerda que no hay que abonar nada en el momento de la inspección, ya que se cobra en la siguiente factura de gas. Sirve para comprobar y vigilar el cumplimiento de la legislación vigente, con objeto de mejorar sus condiciones de funcionamiento y delimitar sus emisiones de dióxido de carbono.

Por otro lado, el mantenimiento se debe realizar cada dos años y es el usuario de la caldera el que debe contactar o contratar con una empresa mantenedora debidamente autorizada por la Junta de Castilla y León. El pago de este servicio se realiza de acuerdo a lo pactado con la empresa encargada. Es necesaria para conseguir una mejor eficiencia y seguridad de nuestras calderas de gas.

En cuanto al gas envasado como el butano, presente en numerosos hogares, las revisiones periódicas las debe realizar una empresa, debidamente autorizada por la Junta de Castilla y León, cada cinco años y es el propio usuario el que debe ponerse en contacto con esta empresa. Al finalizar la revisión, la empresa debe emitir un certificado.

También alerta la Unión de Consumidores de la precaución que hay que tener con las empresas que acuden a los domicilios sin haber sido avisados por el usuario, porque en estas ocasiones se suelen producir fraudes.

La UCE recuerda de los riesgos de explosiones por fugas de gas y de intoxicaciones por monóxido de carbono, por combustiones incorrectas y revoco de productos de la combustión.

Por otro lado, el plazo para solicitar subvenciones para cambiar la caldera o calentador de gas finaliza el próximo 15 de octubre. Se podrán recibir ayudas para los equipos sustituidos desde el 1 de enero de 2016 hasta el 15 de octubre de 2016 o hasta agotar el presupuesto establecido por la Junta de Castilla y León.