El Norte de Castilla

Ángeles Armisén, durante su intervención.
Ángeles Armisén, durante su intervención. / Enrique Camina

Armisén apela al Diálogo en el Día de la Provincia de Palencia

  • La presidenta de la Diputación destaca las fortalezas de la provincia para mejorar la calidad vida en el medio rural

Con diálogo, transparencia y participación. Así actúa el equipo de gobierno de la Diputación, y así se logran éxitos, una éxitos que son un «logro colectivo». «Hitos alcanzados con el trabajo de todos los miembros de la Corporación Provincial, cada uno desde nuestras responsabilidades». Así se ha expresado este viernes la presidenta de la institución, Ángeles Armisén, en su discurso en el Día de la Provincia. Armisén, en un tono moderado y centrista –arrancó con una frase de Adolfo Suárez–, aseguró que en la Diputación se ha hecho «del diálogo y del entendimiento una de nuestras señas de identidad». Dirigiéndose a todos los diputados –solo faltaron los representantes de Ganemos– añadió que tiene «la convicción de que estamos construyendo una Palencia más sólida no a pesar de nuestras diferencias, sino gracias a ellas».

La Diputación celebró un actos institucional en el Centro Cultural Provincia con la presencia de varios centenares de personas, entre alcaldes, representantes institucionales e invitados, y con el Canal de Castilla como protagonista absoluto. Armisén anunció que, dada la relevancia que tiene, desde la Diputación de Palencia, en el marco del Consorcio para la Gestión Turística del Canal y, por tanto, al lado de las Diputaciones de Valladolid y Burgos, se propondrá a la Junta de Castilla y León impulsar este histórico cauce como «un recurso de identidad cultural de nuestra región».

«Una provincia fuerte no surge por casualidad. Somos más que el resultado del paso de las páginas de nuestra historia; somos los protagonistas de un presente y los artífices de nuestro mañana». Con esta declaración de principios sobre la esencia de Palencia arrancó el discurso presidencial. Armisén, recordando el momento de inestabilidad política que vive el país, citó a Suárez: «El futuro no está escrito porque solo el pueblo puede escribirlo».

La titular de la Diputación, en estos primeros párrafos de su discurso se dirigió a todos los presentes: «Cada uno de vosotros ayudáis a escribirlo con vuestro trabajo, con vuestra inquietud y compromiso. Lo demostráis en cada uno de nuestros encuentros». Los invitados ayer eran alcaldes, representantes institucionales y de la sociedad local y provincial. Entre ellos consejeros de la Junta Carlos Fernández Carriedo y Milagros Marcos y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

La presidenta comparó el histórico cauce con la provincia. «Nuestra provincia es como el Canal de Castilla, una gran obra producto del tesón y de la inteligencia. Un proyecto que nunca se acaba porque encuentra su razón de ser en cada nuevo desafío. Un ejemplo de la vertebración del territorio a través del suave discurrir del cauce que marca nuestro mayor activo: las gentes de Palencia».

Tras una semblanza de los dos pregoneros, Eduardo Margareto y Francisco Rodríguez, de los que destacó que su amor por Palencia se debe al Canal de Castilla, dedicó unas palabras a los alcaldes. «Este es el ejemplo que nos dais», se dirigió Armisén a ellos.

Los elogios a los regidores se sucedieron con expresiones como que representan “los mejores principios democráticos y la voluntad de servicio de los ciudadanos”, y que lo hacen “desde la generosidad de quien no tiene horario y de quien entrega lo más valioso: su esfuerzo y su tiempo”.

Una cita de Miguel de Unamuno, que acuñó la palabra intrahistoria para referirse a que “todo lo que ocurre cada día gracias a la labor diaria y callada de sus gentes; esto es la verdadera historia”, dio pie a Ángeles Armisén a reclamar que la labor de los alcaldes “sea conocida para lograr que más gente sepa de las oportunidades que ofrecen nuestros pueblos”. De aquí pasó a saludar a los representantes de las casas regionales que se desplazaron ayer a Palencia. Estos centro son “nuestras embajadas”, y simbolizan “los testimonios de los que aman Palencia, de los que, sin estar aquí, viven esta provincia con la misma intensidad que los que realizamos nuestra actividad diaria en esta tierra.

Armisén lanzó cuatro mensajes claros. En el primero, invitó a los palentinos a «ser conscientes de la realidad que nos rodea» En este sentido, realizó un análisis de la población, en la que el medio rural tiene mucho peso en la provincia. La provincia 94 municipios de menos de 150 habitantes y 21 superan los 1.000 habitantes. «Este hecho nos inspira a aquellos que decimos que si las Diputaciones no existieran habría que inventarlas. Es imprescindible una administración intermedia que tenga vocación provincial y que garantice el principio de solidaridad territorial», aseguró en defensa de las diputaciones.

El segundo mensaje fue el deber de las administraciones de «garantizar la igualdad de oportunidades a los palentinos allí donde han decidido vivir». «Pero también», puntualizó, «dar a conocer las ventajas de nuestro territorio fuera de nuestra frontera provincial. Aún son muchos los que se sorprenden cuando descubren nuestras fortalezas». Entre esas fortalezas citó el sector agropecuario, la situación estratégica de la provincia o el tren de alta velocidad. «Me gustaría argumentar frente al discurso del lamento que escuchamos de que en Palencia no hay nada y que esto va mal…, que no es cierto. Si no creemos nosotros, ¿quiénes? Si no lo hacemos ahora, ¿cuándo? La respuesta es fácil. Nosotros. Aquí. Ahora», sentenció la titular de la Diputación, que planteó el Plan Estratégico Palencia 2020 como una «hoja de ruta materializada».

El tercer mensaje se centró en la creación de empleo, para lo que citó datos de la apuesta de la Diputación por la lucha contra el paro, “con casi 750 contratos incentivados con nuestras actuaciones”, con dos millones de euros de el Plan de Apoyo de Pymes o la reciente reducción del recargo del IAE aprobado en el pleno del jueves. «El resultado de todas estas medidas es claro: todos hemos contribuido a dar los pasos firmes por la senda de la recuperación económica. En los últimos 12 meses, el número de parados en nuestra provincia se ha reducido en 1.301 personas, una caída del 11% en el último año. Este descenso supera al de la media de Castilla y León y al del conjunto de España. Es un primer paso, pero no estaremos satisfechos hasta que los 10.507 palentinos que están buscando trabajo encuentren una oportunidad», señaló.

El cuarto mensaje es que la Diputación sigue creando un entorno favorable para vivir.