El Norte de Castilla

Jóvenes de Villaviudas, en un actividad solidaria.
Jóvenes de Villaviudas, en un actividad solidaria. / Luis Antonio Curiel

Villaviudas se solidariza con la India

  • Los vecinos recaudan 1.500 euros para Manos Unidas

Villaviudas celebró su tradicional Cena Contra el Hambre a favor de la ONGD Manos Unidas en el Centro Cultural La Panera. Un acto que reunió a numerosos vecinos de la localidad que se implicaron activamente en la organización del evento, al que también asistió un grupo de baltanasiegos, puesto que siempre se apoyan en estos actos solidarios.

En esta ocasión, la cena solidaria tuvo un claro sabor a despedida puesto que Julián Ángel Sáinz, párroco de la localidad e iniciador de estas actividades solidarias en los distintos pueblos donde ha desempeñado su ministerio sacerdotal durante los últimos años, ha regresado de nuevo como misionero al Sur de la República Dominicana. De hecho, esta misma semana partió con rumbo a las misiones.

El menú estuvo compuesto por alimentos y bebidas donados por los diferentes, vecinos, tiendas y establecimientos de Villaviudas, siendo el plato principal la paella, que estuvo acompañada por entremeses, ensalada, fruta, pastas, vinos y orujos de la tierra. Al finalizar la cena solidaria, los más jóvenes se implicaron con la causa solidaria organizando un bingo, que contó con gran participación entre los comensales.

Gracias a las diversas iniciativas solidarias, los villaviudenses recaudaron alrededor de 1.500 euros que se destinarán, al igual que lo que se recaude en el resto de municipios del Cerrato, al proyecto de construcción de un internado para niñas tribales en Deogarh (Odisha), una aldea de la Diócesis de Sambalpur, en la Costa Este de la India. El proyecto será canalizado a través de Sushma Bara y la Congregación Sisters of the Cross of Chavanod.

Los beneficiarios directos del proyecto son 200 niñas, aunque indirectamente beneficiará a más de 1.200 personas, la mayoría en situación de pobreza y pobreza extrema. El importe del proyecto asciende a 72.872 euros –la Delegación de Palencia colaborará con 15.000 euros– y permitirá la construcción de un internado femenino con almacén, comedor, cocina, sala de estudio, dormitorios y cuartos de baño.

La cena contó con una animada velada en la que hubo música, momentos para la reflexión, la declamación de la poesía ‘Caridad’ a cargo del baltanasiego Tinín Atienza y varias actuaciones musicales preparadas por los más jóvenes de la localidad. Con una cuidada coreografía, los más pequeños demostraron su ingenio y habilidad en el escenario.

La cena solidaria contó también con la presencia del alcalde de la localidad, Rogelio Hijarrubia Marín. «Estamos muy agradecidos con la respuesta y generosidad de tantas personas que hacen posible nuestra Cena Solidaria, especialmente de los niños y jóvenes que se han implicado con la causa.

Gracias a su colaboración aportamos nuestro granito de arena para que otro mudo sea posible», destacaron desde el grupo de voluntarios de Manos Unidas, que también mostraron su agradecimiento a Julián Ángel Sáinz por el trabajo desempeñado durante estos años y que esperan continuar con la misma ilusión.