El Norte de Castilla

José Antonio de Santiago-Juárez, de frente, durante la reunión de este miércoles con los delegados en Palencia.
José Antonio de Santiago-Juárez, de frente, durante la reunión de este miércoles con los delegados en Palencia. / Manuel Brágimo

La Junta quiere cerrar el círculo de la participación y busca aportación de los ciudadanos

  • El vicepresidente del ejecutivo autonómico se reúne en Palencia con los delegados territoriales

La Junta de Castilla y León aprobará antes del próximo verano un proyecto de ley que se ha denominado como del diálogo civil y participación ciudadana. Así lo ha indicado este miércoles el vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez tras la reunión de la Comisión de Coordinación Territorial que se ha celebrado en Palencia.

«Queremos ampliar el espacio de participación de los ciudadanos en las políticas de la Junta, y vamos a regular lo que vamos a llamar el diálogo civil y la democracia participativa», declaró el vicepresidente.

De Santiago-Juárez expuso que, aunque hay órganos de participación en la Junta, están orientados a la fase final de un proyecto. «Lo que queremos es que la participación de la sociedad civil se haga efectiva casi antes de que se ponga en marcha la idea». Añadió que esto no es imposible, sino que se trata de que incluso la idea «puede y debe surgir de la propia sociedad».

El consejero de Presidencia considera este proyecto de ley «un paso más tras el esfuerzo que hicimos en la pasada legislatura de gobierno abierto, de dar información al ciudadano», y argumentó que «se trata de cerrar el círculo virtuoso de información, participación y colaboración, en el sentido de que los ciudadanos propongan políticas».

La vías de participación se definirán en el propio proyecto de ley, que estará elaborado en mayo, indicó el vicepresidente de la Junta.

José Antonio de Santiago-Juárez comentó también ante los periodistas la actual situación política y, aunque considera que en Castilla y León es estable, y que «las cosas van bien», advirtió de que la inestabilidad que se vive en España por la falta de Gobierno puede repercutir en el desarrollo de esta comunidad y en el resto. El consejero de Presidencia responsabilizó de ello al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, del que dijo que su «egoísmo» es «para escribir un manual de psicopatología del fracaso».

De Santiago Juárez afirmó que «por encima de uno está su país y después su partido, pero el caso del señor Sánchez no está ni el país ni el partido, está él», y remarcó las declaraciones del expresidente Felipe González en las que afirma que Pedro Sánchez le engañó, respecto a su postura en la investidura de Mariano Rajoy. Así, el vicepresidente de la Junta se cuestiona -«ahora que le conocemos»- quién votaría a Sánchez como presidente del Gobierno de España, o a Luis Tudanca, «su aliado más fiel», como presidente de la Comunidad Autónoma. Y su conclusión es que «no le votaría como presidente de la comunidad de vecinos».

De Santiago-Juárez declaró que le da pena el espectáculo que está dando una parte del PSOE. Afirmó que «es un gran partido que ha hecho mucho por esta comunidad y por España, y no se merece a un secretario general como Pedro Sánchez, ni a un secretario autonómico como Luis Tudanca».