El Norte de Castilla

La residencia Puente de Hierro de Palencia avanza hacia las unidades de convivencia

Residencia Puente de Hierro.
Residencia Puente de Hierro. / EL NORTE
  • El modelo ‘En mi casa’, que funciona con 16 usuarios, se extiende al resto de instalaciones

La residencia Puente de Hierro, dependiente de la Junta de Castilla y León, cuenta ya con una Unidad de Convivencia del modelo ‘En mi casa’, construida en 2014 y funcionando con 16 usuarios (el centro tiene 129 en total). El éxito del proyecto y el reto de alcanzar el objetivo de adaptar todas las instalaciones a este nuevo modelo de atención residencial, hace que ya esté en marcha otra unidad de convivencia, que se ubicará también en la segunda planta. El coste de esta segunda unidad de convivencia es de 500.000 euros, incluyendo el equipamiento. Las obras comenzarán el próximo mes y la Junta estima que esté funcionando para la próxima primavera.

El arquitecto encargado del proyecto, Álvaro Gutiérrez, señala que se trata de «un edificio magnífico a pesar de sus 40 años de antigüedad. Será la mejor residencia de Castilla y León cuando las obras acaben en su totalidad», destacó.

Por otro lado, la residencia cuenta también con una nueva Unidad de Atención Socio-Sanitaria dirigida a personas que, al salir de un período de hospitalización, necesiten recibir cuidados sociales y sanitarios de baja intensidad mientras logra su recuperación o rehabilitación. Esta nueva unidad fue puesta en marcha en el año 2015 y desde su arranque hasta ahora ha atendido a 33 usuarios.

Por último, la residencia también incluye un Centro Multiservicios, que presta los denominados Servicios Complementarios de Apoyo a la Permanencia en el Domicilio, dirigidos a personas mayores de la ciudad, facilitándoles servicios que les permita permanecer en sus domicilios. En este apartado se incluye el servicio de comedor (que sustituye al desaparecido San Antolín), donde actualmente comen unas 50 personas mayores no residentes del centro.

El delegado de la Junta, Luis Domingo González, ha recordado que las inversiones ejecutadas entierran las críticas lanzadas por su escasa actividad. «Invertimos medio millón de euros en 2014 en eficiencia energética, en la mejora del servicio, otro medio millón de euros en la primera unidad de convivencia, otros 200.000 euros en la unidad sociosanitaria, para aquellos que no requieren atención hospitalaria y seguimos con otro medio millón de euros en esta segunda unidad de convivencia».