El Norte de Castilla

El palentino Jacob Iglesias publica el poemario 'No todas hieren', una «epopeya sin héroe»

Jacob Iglesias.
Jacob Iglesias. / Henar Sastre
  • La obra se rebela contra el abuso por lo negativo y se convierte en «un canto agridulce» hacia «lo heroico de la supervivencia diaria»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El poeta palentino Jacob Iglesias acaba de publicar el poemario 'No todas hieren', una "epopeya sin héroe" a través de los versos de lo cotidiano en la que el autor se rebela contra el "abuso" por lo negativo y convierte la obra "en un canto y una elegía agridulce" hacia "lo heroico de la supervivencia diaria".

Así lo ha defendido Iglesias en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha insistido en que se trata de "trazar los instantes de una vida cualquiera a través de 42 poemas divididos en tres partes.

La obra, que paradójicamente comienza por el epílogo, defiende la vida cotidiana como "una aventura en miniatura" que constituye por sí misma una epopeya. No obstante, Iglesias ha reconocido que este "apego a lo cotidiano" se convirtió en el "hilo conductor" de los poemas "de forma involuntaria" y "espontánea".

En esta descripción poética de lo diario, los momentos de melancolía se entrelazan con aquellos de alegría que "sazonan cualquier vida", a pesar de que "muchas veces" se tienda a "cebarse en lo triste".

'No todas hieren', que a finales de mes estará en el certamen Noches Poéticas de Bilbao, se presentará oficialmente el próximo 7 de octubre en la librería 'A pie de página' de Valladolid, a partir de las 20.00 horas.

Tal como ha desgranado el autor, 'No todas hieren' recoge una serie de poemas escritos a lo largo de tres años, de entre los que se reunió aquellos que "tenían una perspectiva, un nexo de unión que permitiera formar "la foto de un periodo" concreto de la vida de Iglesias.

El título del libro es una respuesta al lema de la torre de Urruña que en la novela de Pío Baroja 'Zalacaín el Aventurero' reza en latín 'Vulnerant omnes, ultima necat' (Todas hieren, la última mata), pues afirma que "aunque la última mata, no todas hieren".

A lo largo de 67 páginas, Jacob Iglesias hace autocrítica y se rebela por el gusto social hacia la "frustración". "Parece como si la vida nos debiera algo, con todos esos condicionantes sociales y publicitarios que nos dicen que no podemos tener sueños baratos", se ha lamentado.

Sin embargo, ha subrayado la "paz" que genera la aceptación de la realidad de la vida frente a un "exceso de espectativas", por lo ha afirmado que su obra es una "continua paradoja".

El libro se estructura en tres partes, de las que la primera y la última ofrecen una mayor dosis de melancolía, frente a una segunda que supone "una tregua emocional para el lector".

En el poemario también tiene cabida el mundo rural, que se refleja en poemas como el 'El hombre que miraba a los trenes', el cual pretende huir de la visión "limitada" que se tiene del campo en la ciudad y que hace "a veces se vea como algo bucólico que no se corresponde con la realidad, o como un ambiente opresivo que tampoco muestra su verdadera cara".

Pero sobre todo, tal como reconoce el propio Iglesias, se trata de un elogio al "antihéroe", al "hombre cualquiera", que, en el fondo, "tiene un fondo heroico".

Nacido en Carrión de los Condes (Palencia) en 1980, Jacob Iglesias es autor de 'Las piedras del río', obra con la que obtuvo el II Premio Águila de Poesía; el cuadernillo 'Sin ruido ni gloria', y 'Horas de lobo, con el que logró el I Premio de Poesía Origami.

Poemas suyos han aparecido en revistas como El Cobaya o Piedra del Molino, así como en las antologías 'Palencia tiempo aprehendido', 'Voces del extremo: Poesía antidisturbios' y 'Voces del extremo: Poesía y raíces'.