El Norte de Castilla

Una campaña «más floja» marca la Feria del Pimiento de Torquemada

fotogalería

Los representantes institucionales en la Feria del Pimiento. / El Norte

  • Carriedo destaca que la feria coincide con los objetivos de la Junta en materia de empleo: el emprendimiento y el medio rural

La Feria del Pimiento de Torquemada reúne 42 expositores en esta localidad palentina en torno a este cultivo que verá mermada su producción hasta los 50.000 kilos frente a los 80.000 de otros años, en una campaña "más floja" que otros años.

Las altas temperaturas del mes de agosto y principios de septiembre "han provocado muchos daños por soleado en el pimiento", según ha asegurado a los periodistas el alcalde de Torquemada, Jorge Domingo Martínez.

Aunque la recolección del pimiento, que se hace de forma escalonada, todavía no ha concluido, sino que se puede prolongar hasta principios de octubre si las condiciones meteorológicas se mantienen, la producción que se prevé este año podría estar entorno a 50.000 kilos, una cantidad muy inferior a la de otros años en los que se rondaba entre 80.000 y 100.000 kilos.

De hecho esta campaña se han producido daños muy importantes en los cultivos que han llegado a afectar hasta un 40 por ciento de la producción, según ha precisado el alcalde.

A pesar de ello la feria, que se celebra en Torquemada desde hace 23 años, no solo se ha mantenido, sino que ha incrementado el numero de participantes hasta los 42 expositores, con los cuatro productores de pimientos que hay en la zona como protagonistas entre otros productos como los quesos de la zona, los vinos de la DO Arlanza, la cerveza artesana de Torquemada, la repostería y algunas novedades como los licores y un vermú palentinos.

Una feria a la que han asistido el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, acompañado por la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, y el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, acompañado por la diputada socialista por Palencia, María Luz Martínez Seijó.

Fernández Carriedo ha asegurado que esta feria refleja muy bien los dos grandes objetivos de la Junta de Castilla y León en materia de empleo para esta Legislatura, que son el emprendimiento y el empleo en el mundo rural.

Y ha explicado al respecto que en la medida en que la Administración sea capaz de crear empleo en el mundo rural "estaremos hablando de la mejora de la calidad de vida en los pueblos y también de la lucha en favor de las políticas demográficas y de la fijación de la población en la comunidad".

Más crítico se ha mostrado el líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, que ha aprovechado su presencia en esta feria para reivindicar el valor del sector agrario y de la industria agroalimentaria, "uno de los principales cimientos" que tiene Castilla y León para crecer, para crear empleo y riqueza, y que sin embargo está atravesando por momentos "muy complicados".

Por eso ha pedido a la Junta de Castilla y León que "reflexione" y sobre todo que "actúe" dando cumplimiento íntegro de la Ley Agraria de Castilla y León que se aprobó con el consenso de todos los grupos y de todo el sector hace más de dos años.

Y que dos años después sigue sin desarrollarse, cuando, según el líder autonómico del PSOE "hoy se necesita más que nunca, que haya un observatorio de precios, un mediador de la cadena alimentaria y que el productor de Castilla y León reciba un precio justo por lo que produce para que su trabajo sea rentable".

Se ha referido en este sentido a las consecuencias que va a tener en el medio rural el cierre de Lauki y a sectores "especialmente castigados", como el vacuno de leche, donde en los últimos meses se está cerrando una explotación cada tres días a causa del "desplome de los precios y de la incapacidad de la Administración Autonómica y Estatal para actuar e intervenir en un sector que es indispensable también para fijar población en el medio rural".