El Norte de Castilla

Suárez-Quiñones sostiene que deben compatibilizarse intereses ambientales y agrícolas

El consejero de Medio Ambiente en Asaja.Antonio Quintero
El consejero de Medio Ambiente en Asaja.Antonio Quintero
  • El consejero de Medio Ambiente insiste en que la quema de rastrojos debe ser siempre «la última solución»

El consejero de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha apuntado en la clausura de las XXVII jornadas Palencia en el 2000, organizadas por Asaja, que las peticiones de los agricultores y ganaderos e el trabajo de la consejería.

Suárez-Quiñones, que clausuraba las jornadas hablando del lobo, entre otros temas, ha añadido al respecto que el entendimiento "es compatible entre los problemas" al tiempo que explicaba que los ganaderos también tienen que hacer cambios.

Por otra parte, el consejero también ha hablado de la quema de rastrojos, mientras hablaba de la quema flexibilizada de los mismos en "momentos excepcionales" sobre todo para evitar incendios, también manifestó que debe ser siempre la última solución.

Un medida buena para el ámbito medio ambiental, sobre todo por la no utilización de fitosanitarios, así como para evitar plagas y enfermedades y productos que perjudiquen el medio ambiente.

"Tenemos que fijar el equilibrio de dónde, cómo, cuánto y qué se puede hacer en materia de quemas y compatibilizarlos" ha manifestado el consejero, ya que de ello dependerá el éxito de la ganadería y la agricultura.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagro Marcos, inauguraba el miércoles las 27 jornadas y hablaba de la necesidad de aunar las políticas medioambientales y agrícolas para fijar el futuro en la región de agricultores y ganaderos.

Así, hablaba de una nueva regulación que "garantizará la posibilidad de usar menos productos herbicidas y fitosanitarios y a los agricultores ahorrarse dinero" y de una nueva PAC, "muy vinculada a la protección ambiental", o de la problemática de los lobos con el objetivo de "garantizar el futuro de la base productiva".