El Norte de Castilla

'Haciendo pueblo' en Valdecañas de Cerrato

Los valdecañeses degustaron una paella en la campera de la ermita.
Los valdecañeses degustaron una paella en la campera de la ermita. / Luis Antonio Curiel
  • El municipio ha disfrutado de animados días con gran participación de los vecinos

Valdecañas de Cerrato celebró recientemente su primer fin de semana cultural ‘Haciendo Pueblo’ con numerosas actividades para todos los vecinos. Los juegos autóctonos abrieron las jornadas culturales e hicieron las delicias de todos los valdecañeses, especialmente de los mayores, que disfrutaron jugando y explicando las normas de la rayuela, los saltos de comba y la goma, las tabas, canicas, castro o el típico ‘Ojo, Pico, Tallo’. A continuación, Elena Pérez y Manoli Aguayo en colaboración con Iris y Nuria Rubio impartieron un taller de la danza típicamente valdecañesa, con gran acogida entre los vecinos. Después, el grupo de teatro de Baltanás representó con gran éxito la obra de Juan José Alonso Millán, ‘El cianuro solo o con leche’, que hizo las delicias de todos los presentes. La discomóvil amenizada por Adri, de Torquemada, puso el broche de oro a la primera jornada cultural.

La I Legua Castellana de Valdecañas de Cerrato abrió el segundo día ‘Haciendo Pueblo’ y congregó a más de sesenta participantes de todas las edades, desde Carla –una niña de dos meses que acudió en el carrito empujado por su madre– hasta Ángel Rodríguez, un veraneante de La Coruña de 86 años. La marcha finalizó con un sabroso aperitivo en el nuevo Mirador del Tío Eugenio que permitió reponer fuerzas y disfrutar de la convivencia. En esta I Legua Castellana se recaudaron 324’97 euros para la Asociación Cultural Nuestra Señora la Virgen del Campo, cuya actividad se ha retomado recientemente. Por la tarde, Enrique Royuela y José Barcenilla realizaron el taller ‘De la piedra al chozo’, en el que todos los participantes aprendieron a construir la típica cabaña de pastor.

Los actos de este día continuaron en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari con la música de Jesús Gómez, valdecañés de adopción, casado con Clara Royuela, que que ofreció un concierto de bandurria con habaneras, pasodobles y hasta un chotis haciendo gala de ser madrileño de nacimiento. En las últimas piezas, unas jotas, le acompañó a la pandereta Iris Rubio. A continuación, Donaciano Sardón, ofreció una charla titulada ‘Haciendo Pueblo. Valdecañas de Cerrato: 29 años de pedanía’, una crónica de la historia de Valdecañas de Cerrato desde que se constituyó como pedanía de Baltanás en el año 1987, prolongándose hasta el momento presente. En este acto se reconoció la labor prestada de forma desinteresada de todos los alcaldes pedáneos de estos años como Pedro Barcenilla, Abel Prieto, Abraham San Millán, Luis Javier López y Donaciano Sardón, que recibieron una placa conmemorativa de manos de María José de la Fuente, alcaldesa de Baltanás. También en este día Adri, de Torquemada, amenizó la noche con la discomóvil ambientada en la década de los 60-70.

Estas primeras jornadas culturales contaron con la celebración de la eucaristía por parte de Rafael Núñez, párroco de la localidad. Acto seguido, los valdecañeses degustaron una deliciosa tapa ‘De la matanza y la huerta’, una tosta de solomillo de cerco con pimiento confitado elaborada por Sara Sardón, gerente de ‘La Cuesta del Acedo’. Después de abrir boca, todo el pueblo disfrutó de una estupenda paella cocinada por Víctor Carranza en la campera de la ermita de Nuestra Señora la Virgen del Campo. Todos los valdecañeses acudieron con la manta al hombro, siguiendo la costumbre de sus antepasados.

Recuperar la calma

Como colofón al fin de semana cultural, Lupe –de la Compañía Luartica de Tabanera de Cerrato– transmitió con su alegría y vitalidad a todos los espectadores, niños y mayores, la importancia de recuperar la calma, olvidar las prisas y disfrutar de las cosas buenas que tiene la vida. De esto saben mucho los valdecañeses, tanto de nacimiento como de adopción, que viven y disfrutan de un entorno privilegiado del Cerrato. «Queremos agradecer la colaboración prestada a todas las personas que han hecho posible este primer fin de semana cultural, así como a todos los valdecañeses y visitantes que han participado de una forma activa en todas las actividades programadas.

Este hecho nos anima a seguir haciendo pueblo y apostando por nuevos actos durante el año», señalaron satisfechos los organizadores de las primeras jornadas culturales ‘Haciendo Pueblo’. Los diversos actos han contado también con la colaboración del Ayuntamiento de Baltanás, la Asociación de Nuestra Señora la Virgen del Campo, la Diputación de Palencia y La Caixa, además del apoyo de vecinos y del propio Ayuntamiento de Valdecañas de Cerrato, una de las entidades promotoras de las jornadas. Los valdecañeses han disfrutado de unos días de cultura y convivencia en un ambiente distendido que les ha permitido seguir haciendo pueblo.