El Norte de Castilla

Ampudia celebra el fin de semana la fiesta barroca y el mercado castellano

fotogalería

Fiesta barroca, en la celebración del pasado año en Ampudia. / Luis A. Curiel

  • El vistoso evento, del que se cumplen once años, estará dedicado a las figuras del Duque de Lerma y el rey Felipe III

Todo está listo en la muy noble, histórica y leal villa palentina de Ampudia para festejar a San Miguel, titular de la parroquia y patrón del municipio. Y nada mejor que hacerlo poniendo sobre el tapete festivo dos jornadas de ocio, asueto y divertimento. Así lo manifiestan desde el colectivo promotor, el Centro de Iniciativas Turísticas de Ampudia, que agradece la «importante colaboración vecinal, sin ellos la fiesta no sería posible. El pueblo se vuelva con el mercado», señalan.

  • Fotos 2: Fiesta barroca de Ampudia (Palencia)

Los componentes del Centro de Iniciativas Turísticas Villa de Ampudia trabajan con esmero en colaboración con el Ayuntamiento de Ampudia, «conscientes del papel vital que juegan las costumbres y las tradiciones como motor básico e impulsor de la cultura y del movimiento turístico».

Desde el Centro de Iniciativas Turísticas de Ampudia valoran la importancia que ha cobrado el mercado en los últimos años, señalando desde la organización «que la fiesta ya se ha convertido en un referente a nivel regional, siendo numerosas las personas que se acercan hasta el municipio durante todo el fin de semana».

Este año, como apuntan los promotores, se «apostará firmemente por la época de esplendor, los tiempos y años barrocos, de ahí el que el evento esté inspirado en las figuras del Duque de Lerma y el Rey Felipe III». No en vano, se cumplen once años de la fiesta barroca que se celebrará el sábado en el municipio.

Por ello, se desarrollarán numerosas actividades para «todos los públicos», reseñando que la mañana del sábado «será muy visual, con la participación de varias compañías de teatro, música, figurantes y la presencia de los Tercios de Flandes, entre otras sorpresas que seguro son del agrado del público», reseñan desde el colectivo. A todo ello hay que sumar el mercado de artesanos y productores, que darán color y vida a las calles porticadas, pudiendo disfrutar también de los talleres que recordarán los viejos oficios.