El Norte de Castilla

«No habrá nuevas sorpresas que puedan retrasar las obras de La Tejera de Palencia»

Los arquitectos Consuelo Fernández y Antonio Cantero.
Los arquitectos Consuelo Fernández y Antonio Cantero. / El Norte
  • El arquitecto Antonio Cantero forma parte del equipo que ha ganado el concurso de ideas para la conclusión del proyecto inacabado del centro cultural y de congresos de la capital palentina

. Antonio Cantero Vinuesa forma parte del equipo redactor del nuevo proyecto de La Tejera. Junto a su compañera Consuelo Fernández Giráldez (antonioyconsuelo Arquitectos), a María José Pizarro Juanas y Óscar Rueda Jiménez (y Rueda Pizarro Arquitectos S.L.P), y al estudio especialista en estructuras e intervención en patrimonio, GV408 y a Óscar Liébana completa la unión temporal de empresas que se encargará de sacar adelante esa obra que lleva paralizada más de cinco años por problemas presupuestarios y técnicos.

–¿Era una buena fórmula para sacar adelante el proyecto de La Tejera la convocatoria de un concurso de ideas?

–Los concursos de ideas anónimos son la modalidad habitual que utilizan los organismos públicos para elegir los equipos de arquitectura que desarrollan los proyectos. Cuando estos proyectos tienen especial relevancia, estos concursos se convocan con un jurado de prestigio que selecciona las mejores propuestas de entre todas las que se presentan.

-¿Qué les lleva a presentarse al concurso y por qué buscaron colaboración con otros estudios?

–Concurrimos habitualmente a este tipo de convocatorias porque son la manera de acceder a encargos de cierta relevancia a nivel nacional avalados por un jurado de profesionales muy prestigiosos que destaca las cualidades del proyecto y lo apoya con su resolución.

–El hecho de que sea una obra ‘empantanada’, paralizada durante tantos años, con tantos problemas, modificados… ¿atrae o retrae?

–Atrae, sin duda. Es un gran reto enfrentarte a este tipo de situaciones y es nuestra especialidad. La problemática del sitio es un estímulo extra para buscar soluciones, algo que al fin y al cabo es una de nuestras funciones.

–¿Qué es lo que más les ha atraído del proyecto?

–La memoria del lugar y la oportunidad de trabajar sobre preexistencias de épocas diferentes. También poder enfrentarnos a un presupuesto muy ajustado que requiere soluciones precisas, casi estratégicas, responsables y ajustadas que permitan activar de nuevo un lugar abandonado, usando recursos muy limitados pero a la vez suficientemente potentes como para recuperar este espacio de nuevo para la ciudad de Palencia.

–¿Con qué se van a encontrar los palentinos cuando se complete su propuesta?

–Con una actuación responsable que permita recuperar el espacio industrial de La Tejera a través de un equipamiento para la ciudad de Palencia que aprovecha al máximo las edificaciones existentes, actuando mínimamente y haciendo un consumo eficiente de los espacios y recursos públicos disponibles en la actualidad.

–¿De qué parte de su proyecto se sienten más orgullosos? ¿Qué va a gustar más al público?

–No hay una parte protagonista y se plantean cuatro actuaciones diferenciadas, ejecutadas por etapas, correspondientes a las cuatro partes que configuran el conjunto. En el edificio histórico de La Tejera, se propone un gran espacio multifuncional, diáfano, que dialoga y respeta los elementos históricos que lo conforman. El edificio sur se reacondiciona para albergar la zona administrativa y los servicios necesarios para el apoyo del edifico histórico. Y en la planta bajo rasante, se proponen usos culturales complementarios con accesos independientes desde la gran plaza pública. Para garantizar la viabilidad de la propuesta, se plantea una intervención respetuosa con lo existente y fragmentada en varias etapas en el tiempo. Pero sobre todo, se propone una actuación responsable económicamente y culturalmente, midiendo mucho las actuaciones que se realizan.

-Parece muy importante también la urbanización exterior...

–El nuevo espacio público planteado pretende incorporar el carácter histórico industrial del lugar (chimeneas, materiales, nave principal, hornos, huella de las otras naves…) y adaptarlo como nuevo espacio cultural propio del siglo XXI para la ciudad de Palencia. El espacio central, la gran plaza de acceso, es un espacio multifuncional que da cabida a todo tipo de acciones urbanas contemporáneas: representaciones, accesos, juegos, aparcamiento, zonas verdes, manifestaciones culturales, encuentros…

–¿Cuándo creen que podrán verse completadas las obras?

–Nuestra propuesta se ajusta a las fases de las bases del concurso en cuanto a las actuaciones antes mencionadas, aunque los plazos no dependen solo de nosotros sino de todos los agentes implicados. Los tiempos vendrán marcados por los técnicos de la administración.

–¿Se conoce la fecha prevista para el inicio de las obras?

–No lo sabemos, pero debería ser durante el año que viene, el 2017.

–¿Creen que la estructura puede esconder más sorpresas que conlleven un nuevo modificado?

–No habrá sorpresas significativas. Hay una parte importante de nuestro contrato destinada a realizar un estudio minucioso del estado actual de la estructura de la edificación existente, supervisada por un informe exhaustivo de una entidad de control externa que a su vez ya ha realizado un informe previo. La obra se ajustará al presupuesto que ha sido establecido por la administración pública.