El Norte de Castilla

Ganemos Palencia critica el incumplimiento de reglamento en el último pleno

  • El malestar surgió cuando el alcalde no concedió el turno de réplica tras la presentación de un ruego

El grupo municipal Ganemos Palencia ha expresado su malestar y rechazo por el comportamiento del alcalde, Alfonso Polanco, en el pleno del pasado jueves, que no concedió el turno de réplica a su portavoz, Juan Gascón, tras la presentación de un ruego. El grupo califica la actitud del alcalde de «partidista, posicionándose a favor de su grupo, en lugar de hacer una gestión objetiva y acorde con el reglamento».

El portavoz de Ganemos expuso en el capítulo de ruegos de la sesión plenaria del pasado día 15 una crítica sobre el gasto en las fiestas de San Antolín, que superó en más de 100.000 euros el presupuesto previsto, y responsabilizó de ello al concejal de Hacienda, «que tiene que fiscalizar el gasto», y a todo el equipo de gobierno, «que es corresponsable de la gestión».

Al terminar su exposición, el alcalde tomó la palabra para indicar que el asunto se había explicado en rueda de prensa y que para no alargar en exceso las intervenciones, le daría la palabra al concejal de Fiestas, Sergio Lozano. Pero antes, invitó al portavoz de Ganemos a intervenir de nuevo. Ante la sorpresa y el desconcierto por la propuesta, Juan Gascón indicó que lo adecuado era que le diera la palabra tras la intervención de Lozano. Pero el alcalde dejó claro que no estaba dispuesto a concederle un segundo turno e insistió en que tomara la palabra de nuevo en ese momento, no después. Dada la peculiar situación y las quejas del concejal, Polanco pidió al secretario que aclarara el asunto. El secretario dio lectura al punto del reglamento en que se recoge que los ruegos «serán debatidos en la misma sesión, sin perjuicio de que por causas debidamente motivadas lo puedan ser en la sesión siguiente». Pese a ello, el alcalde le negó a Gascón el turno de réplica.

Ganemos indica en su comunicado que presentará una moción sobre este asunto, «que consideramos gravísimo».