El Norte de Castilla

vídeo

Antonio Orejas, decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo; Josefina Vila, directora de Agrarias; Mercedes Sánchez Báscones, vicerrectora del campus; Carmen Alario, decana de la Facultad de Educación, y Javier Zurro, director de la Escuela de Enfermería. / Antonio Quintero

El Cristo protagoniza la lección inaugural en el campus de Palencia

  • La profesora de Historia del Arte María Teresa Alario ahonda en la escultura urbana para llegar a la obra de Victorio Macho como icono de la ciudad

  • La vicerrectora de La Yutera insiste en la mejora de los accesos y la permeabilidad de las comunicaciones para los dos espacios universitarios de La Yutera, divididos por los dos carriles de la avenida de Madrid

En el año del quincuagésimo aniversario de la muerte de Victorio Macho, la profesora titular del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Educación, María Teresa Alario Trigueros, ha dado protagonismo al escultor palentino en su lección inaugural del curso, a través de su obra más significativa, el Cristo del Otero.

La profesora, que ha sido nombrada recientemente académica numeraria de la Institución Tello Téllez de Meneses, pronunció su conferencia durante el acto oficial de inauguración del curso, en el salón de actos del centro, al que han asistido representantes de las instituciones, así como del mundo de la cultura y de la sociedad palentina.

Fotos

  • Inauguración del curso universitario en La Yutera

Bajo el título 'La Escultura en el espacio Urbano: Entre la conmemoración y el símbolo. El Cristo del Otero', ;María Teresa Alario ahondó en el arte público desde la prehistoria hasta la actualidad y en los diferentes tipos de esculturas urbanas -conmemorativas, hitos y simbólicas- para situar la estatua del Cristo entre las de carácer más moderno pese a ser una de las más antiguas de la ciudad, con un origen conmemorativo, «y hoy claramente con una función simbólica», remarcó.

Alario, que también prestó atención al grupo escultórico dedicado a Alonso Berruguete en la Plaza Mayor como otra de las obras conmemorativas de Victorio Macho, recordó en su intervención el rechazo que suscitó en su momento la imponente escultura del Otero entre algunos sectores de la sociedad palentina, en unos casos por tratarse de un Cristo y en otros por razones estéticas, ya que «una importante (y selecta) parte de la ciudadanía palentina poco acostumbrada a los vanguardismos no veía con buenos ojos este Cristo». Por ello, pasó mucho tiempo antes de que la obra llegara a ser un icono de la ciudad.

La profesora de Historia del Arte sitúa en la mitad del siglo pasado el momento en que la ciudad empieza a ver el perfil del la gran escultura «como un símbolo más cultural que religioso», una vez pasada la Guerra Civil y los superados los factores ideológicos y anticlericales que dividieron a la sociedad, indicó la ponente, que complementó su lección con la proyección de diapositivas.

Por su parte, la vicerrectora del Campus, Mercedes Sánchez Báscones, apeló en su intervención a la búsqueda de una solución para el eterno problema de comunicación y permeabilidad entre los dos espacios del campus, con las instalaciones de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrias a un lado de la autovía, y los edificios administrativos al otro lado, separados por los dos carriles de tráfico en lo que a la altura de la Yutera es ya la avenida de Madrid.

La vicerrectora ha destacado la vocación investigadora del campus universitario, un trabajo que se ha visto reforzado con la incorporación a la plantilla estable de diez profesores ayudantes de doctorado, lo que ha permitido renovar en parte las envejecidas plantillas de la Yutera, según indicó Sánchez Báscones.

La responsable del campus universitario de Palencia recordó algunas mejoras estructurales aplicadas en las instalaciones, pera recabó la ayuda de las instituciones para dar solución a los accesos debido al riesgo que supone la situación actual, dado el continuo paso de alumnos y profesores de un lado a otro del campus.

La vicerrectora se mostró satisfecha de la colaboración con las instituciones en el plano académico, aunque indicó que aún hay «un amplio margen para mejorar el campo de la colaboración mediante convenios».

El coro de la Universidad de la Experiencia, con el que también existe un marco de colaboración, ha ofrecido la actuación de cierre del acto, antes de que los asistentes cantaran el ''Gaudeamus igitur'