El Norte de Castilla

Edificio de La Tejera y el instituto Virgen de la Calle.
Edificio de La Tejera y el instituto Virgen de la Calle. / Antonio Quintero

El Ayuntamiento de Palencia y Fomento impulsan una exposición sobre el proyecto de La Tejera

  • La Concejalía de Urbanismo ha pedido al Ministerio todas las propuestas que compitieron en el concurso

Una vez seleccionada la propuesta ganadora, ya solo falta conocer la fecha de inicio de las obras. Un arranque que se hace esperar más de lo deseado, puesto que son más de cinco años los que lleva totalmente paralizado el proyecto de construcción del centro de congresos de La Tejera y el esqueleto de la antigua fábrica de cerámicas situado en las estribaciones de los barrios del Cristo y del Ave María se ha convertido ya en una de las cicatrices de la ciudad de las que menos orgullosos se sienten los palentinos.

Y no es para menos. Porque causa sonrojo recordar aquel 30 de enero de 2006, con visita de la entonces ministra de Vivivenda, María Antonio Trujillo, incluida, en la que dieron comienzo oficialmente los trabajos, momento en el que ya se avanzó que incluso se podrían acortar los plazos previstos inicialmente. Igual que causa también estupor conocer que son más de 9 millones de euros los que se han enterrado ya en esta infraestructura que aún carece de cubierta y cuyo interior recuerda aún a las viviendas que circundaban la plaza de España de Móstar tras la guerra en la antigua Yugoslavia. Muros desnudos, vegetación en cada grieta, ventanales al aire y grandes charcos, en algunos casos auténticos pozos en cualquier hueco del edificio.

Porque el proyecto se enquistó ya en sus albores y antes de un año, ya se rumoreaba que existían problemas, que poco a poco se fueron confirmando y que fueron aumentando a medida que avanzaban los trabajos, se cambiaba a las empresas, se modificaban los proyectos y se incrementaban los gastos. ¿Dónde quedaron aquellos 6 millones iniciales?

La verdad es que a estas alturas se han gastado 9,7 y hacen falta otros 4,6 para rematar las obras y eso que se han rebajado considerablemente las pretensiones del proyecto original, que fue diseñado por el arquitecto navarro Patxi Mangado. Se ha eliminado el auditorio suspendido en el aire y un sinfín de elementos, en muchos casos decorativos, con el fin de no sobrecargar los gatos. Y aún así, faltan aún 4,6 millones de euros.

¿Qué ha pasado con la idea de Patxi Mangado, entonces? Pues que resulta inviable, tanto económica como técnicamente. Los técnicos municipales y del Ministerio de Fomento han descartado que la estructura de La Tejera pueda soportar el peso del gran auditorio suspendido en el aire que había diseñado el navarro sobre la zona de los antiguos hornos. Si se intentara colocar la catenaria necesaria para su sujeción, los históricos muros de ladrillo se vendrían abajo.

De hecho, en una intervención de urgencia acometida por el Ayuntamiento, con la ayuda económica de la Junta, se ha colocado ya en el interior del edificio un encofrado que no estaba proyectado inicialmente, con el fin de que sea esta nueva estructura la que soporte el verdadero peso de la cubierta, ya que la cimentación del edificio histórico es deficiente y el estado de los muros originales no augura nada bueno.

En este contexto, el Ayuntamiento de Palencia ha conseguido que el reticente Ministerio de Fomento haya vuelto a comprometerse con este proyecto y haya aceptado sufragar el 50% de esos 4,6 millones que hacen falta. La otra mitad lo pondrán el reto de administraciones públicas.

Y así, se ha dado ya el primer paso en la búsqueda de ese nuevo proyecto que se quiere que sea el definitivo y que debe seguir una propuesta de usos y distribución de espacios inicial elaborada por el Ayuntamiento. Fomento abrió un concurso de ideas para conseguir ese proyecto y el pasado mes de agosto falló a favor de un diseño titulado ‘Ready Made’, presentado por dos estudios de arquitectura: ‘antonioyconsuelo’ Arquitectos y Rueda Pizarro Arquitectos S.L.P., que coordinarán la intervención y a todos los miembros del equipo técnico. La unión temporal de empresas cuenta además con el estudio especialista en estructuras e intervención en patrimonio GV408 y Óscar Liébana.

24 participantes

Además de la propuesta ganadora, concurrieron otros 24 proyectos al concurso de ideas, en los que se planteaban diferentes soluciones para cerrar definitivamente la herida de la Tejera.

Y una vez contratado ya el diseño final, solo queda esperar a que puedan retomarse las obras, para lo que hace falta que se redacte el proyecto definitivo de ejecución y se licite la ejecución de los trabajos, trámites que pueden dilatarse hasta principios del próximo año.

Por ello, para ir abriendo boca, el Ayuntamiento ha solicitado al Ministerio de Fomento la posibilidad de organizar en la capital palentina una exposición ilustrativa de todas las propuestas de intervención que han concurrido al concurso. Desde el Ministerio, la idea ha sido aceptada con agrado y ambas administraciones tienen pendiente una reunión en las próximas semanas, en la que participarán la concejala de Urbanismo, María Álvarez, y el arquitecto municipal Mariano Olcese, que ha sido miembro del jurado, para determinar junto a representates de Fomento cómo y cuándo organizar esta muestra, en la que, por supuesto, ‘Reade Made’ tendría un protagonismo especial.