El Norte de Castilla

«Remodelar el pabellón es sostenible, hacer uno nuevo sería más difícil»

El concejal de Depotes, Facundo Pelayo, sonriente, en las gradas del Pabellón Marta Domínguez, que será remodelado una vez que el Quesos Cerrato finalice la temporada 2016-2017.
El concejal de Depotes, Facundo Pelayo, sonriente, en las gradas del Pabellón Marta Domínguez, que será remodelado una vez que el Quesos Cerrato finalice la temporada 2016-2017. / Antonio Quintero
  • El concejal de Deportes asegura que el Ayuntamiento no se ha planteado aún eliminar el nombre de Marta Domínguez de la instalación

Palencia es la quinta ciudad de España que más dinero gasta en deporte por habitante. Ese desembolso se verá incrementado por los 3 millones que gastará el Ayuntamiento el próximo año en la remodelación del pabellón, que fue aprobada recientemente. La reforma del Marta Domínguez ha dado mucho de que hablar y el concejal de Deportes explica en esta entrevista las razones por las que se ha decidido remodelar la instalación municipal, en lugar de hacer una nueva. Son muchas las preguntas que surgen a raíz de la aprobación del proyecto y Facundo Pelayo explica alguna de ellas en estas páginas.

–Ya está aprobado el proyecto de remodelación del Marta Domínguez. ¿Por qué se ha decidido mejorar este pabellón y no se ha hecho uno nuevo?

–El Ayuntamiento tiene la obligación de mantener todas las instalaciones en perfecto estado. El pabellón creo que se inauguró en el año 1976, se hizo una reforma en el año 2012 para mejorar los vestuarios, la accesibilidad y la apariencia exterior, pero quedaron pendientes temas fundamentales como la cubierta, que necesita mucha reparación y el sótano, que se utiliza de aquella manera y necesita una reforma importante en cuanto a accesibilidad y dotación de servicios. La remodelación del pabellón es, en este momento, una necesidad y, además, se ha unido al requisito de ampliar el número de plazas para albergar más espectadores por el tema del baloncesto.

–Pero algunos ven esta remodelación como un parche, como una solución de urgencia para poder entrar en la ACB...

–El proyecto se contempla con la urgencia que demandaba el baloncesto. Tenemos que ser conscientes de que esta inversión se va a hacer gracias a la buena gestión económica del equipo de gobierno de Alfonso Polanco, con un remanente que había de 3 millones de euros. Para hacer un pabellón nuevo necesitaríamos bastante más dinero, por lo menos el doble.

–El pabellón solo se llena en momentos puntuales y va a aumentar el aforo hasta las 5.000 localidades. O sube el Quesos Cerrato o se van a ver muchas butacas vacías...

–Hay que tener en cuenta que este pabellón es el que alberga los eventos más importantes a nivel deportivo y también de otra índole, como actuaciones de conciertos en San Antolín y otros que puede haber excepcionalmente. Algunas veces no hemos tenido la posibilidad de albergar un partido importante de la Selección de Baloncesto o de acoger otros eventos que demandan más espectadores precisamente por tener un aforo reducido. Esta solución es buena porque es realizable, que no todas lo son. Va a ser sostenible de una forma más sencilla que si hiciéramos un pabellón nuevo, que sería un gasto mucho mayor. Se habla de que es un derroche, pero me da que esas voces lo que hacen es oponerse por oponerse. Lo que estamos haciendo es mejorar una instalación que tenemos abierta y que alberga infinidad de actividades deportivas. Sí que es cierto que, en determinados momentos, se va a quedar grande, pero nos va a permitir albergar actividades que antes no podíamos llevar a cabo.

–Se podrán celebrar eventos puntuales, pero lo que da vida cada semana al pabellón es el baloncesto. ¿Si el Quesos Cerrato no sube a la ACB, se habrá tirado ese dinero que tanto ha costado recabar al Ayuntamiento?

–Para nada. La cubierta hay que reformarla de todas las maneras. El coste de la cubierta es muy importante, lo del sótano es una necesidad y la ampliación nos va a dar más posibilidades. Despilfarro son otras inversiones que se han hecho en años pasados que sí que están infrautilizadas. El pabellón va a seguir teniendo muchísimo uso y a lo mejor nos va a costar un poquito más la calefacción en los meses de invierno, aunque los costes de mantenimiento en general y limpieza van a ser similares a los que teníamos antes. Es una inversión necesaria y, además, económicamente muy sostenible.

–Pero, con la que está cayendo, no sería el momento de guardar ese dinero por lo que pueda pasar o de invertirlo en temas más importantes, dada la situación actual del país...

–El Ayuntamiento ha hecho inversiones muy pensadas en el mantenimiento de la ciudad. Desde nuestro punto de vista, el deporte es muy importante. Esta instalación es utilizada por miles de personas, no solo por el baloncesto. Hay encuentros de judo, de karate o de otra índoles. Tenemos muchas actividades que tal vez no tengan un gran flujo de espectadores, pero sí es necesario que sean albergadas en una instalación como la que vamos a tener.

–¿Van a quitar el nombre de Marta Domínguez del Pabellón una vez que finalicen las obras?

–Es un tema que se puede plantear, pero, a día de hoy, no nos lo hemos planteado. Sí que es verdad que lo hemos hablado a raíz de los últimos acontecimientos que conciernen a Marta Domínguez, pero yo, como concejal de Deportes y Obras, no puedo contestar a esa pregunta.

–Pero la remodelación parece la mejor excusa para cambiar el nombre al pabellón y dar por zanjado un tema que ha salido varias veces a la palestra...

–Creo que dar vueltas a cosas del pasado no es bueno. ¿Por qué se puso el nombre al pabellón? ¿Por los logros últimos o por los primeros? ¿Hay que cambiarlo todo porque uno cometa un fallo? Yo no sé si ese fallo es reversible o irreversible porque aún no sé en qué fase está. ¿Por qué uno cometa un fallo ya todo lo anterior no vale? No sé. ¿Quién no comete un fallo en esta vida?

–¿El hecho de que Marta Domínguez haya sido senadora del PP y de que el grupo de gobierno en el Ayuntamiento sea precisamente el PP no hace ustedes sean más indulgentes con este tema?

–Yo, particularmente creo que no. Pienso que no tiene nada que ver, para nada.

–Ganemos les ha instado a no subvencionar al Deportivo hasta que se aclaren sus cuentas. ¿Qué dicen ustedes a esa propuesta?

–El Patronato Municipal de Deportes subvenciona a todos los clubes y deportistas que cumplen una serie de requisitos y si el Deportivo Palencia, cuando llegue el momento,acredita las circunstancias legales y administrativas que posibiliten la subvención, la tendrá. Desde la concejalía no tenemos ningún tipo de animadversión hacia ningún club palentino, siempre y cuando sea viable. La subvención al Deportivo Palencia no la va a fijar la voluntad política del concejal ni del alcalde, la van a fijar las circunstancias legales y administrativas que se establezcan para recibir esa subvención.

–Palencia es la quinta ciudad con más gasto en deporte por habitante y los niños necesitan un equipo en el que querer militar en el futuro. ¿Ve al Deportivo capaz de consolidarse como el equipo de la ciudad?

–Desde que el club inició su actividad, el Ayuntamiento les ha ayudado y, especialmente el año pasado, hemos colaborado desde el Patronato Municipal de Deportes en la medida en la que hemos podido para, entre todos, ayudar a que pudieran subir a Segunda B. Para Palencia es muy importante tener un equipo en Segunda División B, e incluso más arriba. Sí que se podría lograr pero, por lo que sea, los palentinos no van mucho al fútbol últimamente. Yo creo que por las diferencias que ha habido entre unos dirigentes y otros, y los problemas que hubo en el pasado con el CF Palencia. Pienso que si se hacen las cosas bien, si se gasta lo que se que se puede gastar, como en el baloncesto, las cosas pueden mejorar. Lo que no sé es en qué situación está ahora mismo el Club Deportivo Palencia, desconozco la viabilidad económica que tiene. ¿Pero si se hacen las cosas bien, por qué no va a ser el Deportivo el equipo de la ciudad?

–¿Pero si el Ayuntamiento desconoce la viabilidad económica del Deportivo, debe subvencionar al club?

–El Ayuntamiento apoya toda la iniciativa deportiva que se genera en la ciudad. Estamos detrás de todas las actividades deportivas y colaboramos con todos los clubes de Palencia, pero, como he dicho antes, siempre y cuando se cumpla normativa.

–Es usted un buen aficionado al baloncesto. ¿Qué le parece el equipo que ha confeccionado Sergio García para esta temporada?

–Sergio García cogió el equipo en un estado muy alto, lo ha llevado más alto todavía y todos esperamos que repita lo que se consiguió el año pasado. Logró ganar la Copa y la Liga y ha conseguido lo máximo a lo que se podía aspirar sin ser la primera opción de técnico. Ha pasado de ser segundo entrenador a ser el mejor de todos ellos, lo cual quiere decir que es un ‘crack’.

–Usted también era un crack corriendo, pero últimamente ha bajado un poco el pistón. ¿Le veremos con la camiseta técnica puesta para correr la Media Maratón El Norte de Castilla?

–Creo que voy a tener complicado correr medias maratones ya. Voy a intentar volver a correr la San Silvestre porque llevo un año con lesiones y me van mejor otro tipo de deportes, como la bicicleta.

–Aunque uno se lesione de vez en cuando, el deporte da menos disgustos que la política...

–La política como una etapa corta de tu vida, como un momento puntual para hacer cosas por los demás y por la gente de tu ciudad, me parece una actividad muy loable que merece la pena. La política para mucho más tiempo, a lo mejor es más complicada y te mina mucho la vida personal.

–Vamos, que dentro de cuatro años no le vemos de concejal...

–Ya veremos.