El Norte de Castilla

Los danzantes recuperan en Ampudia el baile de La Redondela

Agustín Castro tocando ‘La Redondela’.
Agustín Castro tocando ‘La Redondela’. / Fidela Izquierdo
  • La danza, que es la más antigua de Castilla y León, comenzó como un baile de domingo a son de la dulzaina y el tamboril

El ‘baile de rueda’ es tal vez la formación coreográfica más antigua en toda Castilla y León. El origen de esta danza está en el desarrollo de un baile de fiestas y domingos al son de la dulzaina y el tamboril, que congregaba en las grandes plazas de los pueblos a centenares de bailadores y bailadoras que en giro continuo desarrollaban los pasos y mudanzas en un baile circular alrededor de los propios músicos, que generalmente quedaban colocados en el centro del gran corro.

Los movimientos no eran difíciles: ordenados los hombres en un gran círculo interior mientras las mujeres bailaban en pareja con ellos en otro gran círculo exterior, armaban una amplia rueda que giraba siempre de derecha a izquierda, en el sentido inverso de las agujas del reloj.

En esta ordenación mitológica y antigua, alternarían los viejos bailes, corridos, redondillas, jotas, salteados, boleras y habas verdes y los modernos de pasodoble y valse de los que no ha llegado hasta estos tiempos más que un ligero perfume en la tradición palentina. Una de las pocas que sin embargo ha mantenido vivo este baile de rueda es la conocida redondilla de Frechilla. Estos bailes de rueda, se denominan redondillas en la mayor parte de las comarcas y localidades del terreno terracampino y de la Vega saldañesa, de donde eran propios y se ordenaban en ritmos ajotados ternarios.

Sin embargo, dos particularidades presenta este baile en Ampudia, la primera que atiende a la denominación de Redondela, curiosamente frente a otras de rueda o redondilla, y la segunda es que se ejecuta en el antiguo ritmo quebrado, irregular que no se corresponde con las demás redondillas palentinas conocidas, a saber: Villada, Grijota, Villalcón, Paredes de Nava, Amusco, Quintana Diez de la Vega y Frechilla.

Tanto la melodía de la Redondilla como de la jota proceden del repertorio de los antiguos dulzaineros de la villa Moisés de Castro (1879-1958) y su hijo Agustín (1908-2002). De la memoria de este último, redoblante y dulzainero ampudiano se recuperan las melodías y el baile en diferentes entrevistas realizadas entre 1990 y 1992 por Elías Martínez, Carlos del Peso, José María Silva y Carlos Porro.

Recuperación

De esta forma, el próximo domingo 25 de septiembre, organizado por el Centro de Iniciativas Turísticas de Ampudia, se presentará la recuperación de estos entrañables bailes tras casi setenta años de olvido, gracias a la colaboración del Archivo de la Tradición Oral de Palencia, el colectivo etnográfico Don Sancho de Zamora, y el grupo Corrobla y Veladero de Palencia, dirigidos estos últimos por Carlos Porro (premio folclore 2016), quien se ha ocupado de la restauración del baile, la presentación coreográfica y el montaje melódico para esa presentación. En ese acto se podrán admirar algunos de los antiguos trajes palentinos que utiliza el grupo Corrobla en sus principales actuaciones.

De todo ello se podrá disfrutar el domingo, 25 de septiembre, en la villa de Ampudia con motivo de la celebración de su mercado castellano. Será a las 13:15 en el marco incomparable del atrio de la Colegiata de San Miguel Arcángel de la localidad palentina.