El Norte de Castilla

Baltanás despide sus fiestas con olor a panceta y sabores mexicanos

Reparto de bocadillos de panceta a los vecinos.
Reparto de bocadillos de panceta a los vecinos. / Luis A. Curiel
  • Las peñas han sido las grandes protagonistas de las fiestas de la localidad con la organización de animados concursos y vistosas actividades

Baltanás despidió sus fiestas patronales en honor a la Virgen de Revilla con una vistosa exhibición de ‘Macuilxóchitl’, ballet folclórico interpretado por un grupo de la ciudad mexicana de Guamúchil, en el estado de Sinaloa. Numerosos vecinos disfrutaron de la exhibición como fin de unos días intensos de bullicio y diversión. Previamente, los baltanasiegos degustaron la pancetada de fin de fiestas ofrecida por los bomberos, en la que colaboraron para su reparto las peñas ‘Que sé o’ y ‘Los Jon’s’, que además ofrecieron refrescos y licores. Alrededor de mil bocadillos se degustaron en el merendero de El Depósito, animados a ritmo de charanga.

Los niños también disfrutaron de varios actos, como el concurso de disfraces y la carrera de motos sin pedales organizados por las monitoras de la Escuela de Verano. Uno de los momentos más esperados fue la visita de la patrulla canina, que permitió a los más pequeños cantar y bailar con sus mascotas preferidas, además de hacerse fotos para el recuerdo. Otro de los actos más originales ha sido el partido de fútbol con conos organizado por la peña ‘Indomables’. El público infantil también ha disfrutado de los encierros ecológicos en los que hubo agua, sustos y muchas risas.

Durante las fiestas patronales, los baltanasiegos han disfrutado de numerosas competiciones deportivas, juegos de mesa, concursos, actuaciones musicales y otras muchas actividades. Este año, Baltanás también contó con la presencia de la orquesta Origen, de la que forma parte la cantante baltanasiega Isabel Gil. Por su parte, el disc-jockey local Javier Frías, ‘Javifri’, amenizó una de las sesiones. Baltanás ha despedido sus fiestas patronales con una presencia masiva de vecinos y visitantes. Unos días en los que se han entremezclado valores y sentimientos y en los que la alegría y el bueno humor han sido constantes.