El Norte de Castilla

Los participantes en la visita temática contemplan el interior de la catedral desde la entrada de la cripta.
Los participantes en la visita temática contemplan el interior de la catedral desde la entrada de la cripta. / Manuel Brágimo

Una lección práctica en la catedral de Palencia

  • Una veintena de personas participaron en el recorrido, que fue guiado por José María Vicente Pradas

Fue en 1516. Han pasado cinco siglos desde que la catedral de San Antolín, el principal templo palentino y sede de la cátedra del obispo, se terminó de construir. La seo tardó 195 años en ser edificada, ya que había comenzado –la actual colocación de la primera piedra– en 1321. La última fase de construcción del templo fue objeto ayer de la nueva vista temática, una iniciativa del cabildo que se enmarca en el proyecto cultural promovido por la Junta de Castilla y León con el nombre ‘La bella reconocida’.

José María Vicente Pradas, de la Fundación las Edades del Hombre, explicó a una veintena de personas cómo se desarrolló la última fase constructiva del edificio, que arrancó en 1485, por lo que esta parte hay que estudiarla en el final del estilo gótico y el comienzo el renacimiento.

La visita temática arrancó en la puerta de la cripta, una de las zonas que marcan el inicio de la última fase de la edificación de la catedral. En esta época, los trabajos de conclusión del templo fueron impulsados por los obispos Alonso de Burgos, Diego de Deza, Fonseca y Fernández de Velasco. Cubrir la nave del transepto, la prolongación del resto de las naves, la sala capitular y el claustro fueron las últimas fases de construcción de la seo palentina.

Las próximas visitas temáticas se han programado para el 1 de octubre y el 5 de noviembre. En la primera se abordará la sillería del coro y estará a cargo de Fernando Gutiérrez Baños, mientras que la segunda se centrará en la iconografía de los santos en la catedral, que explicará Sandra de Arriba Cantero.