El Norte de Castilla

Los pendones arropan a la Virgen del Valle, el año pasado en Saldaña.
Los pendones arropan a la Virgen del Valle, el año pasado en Saldaña. / Isabel Lorenzo

Once pueblos de Palencia festejan este jueves a sus patronas

  • Saldaña y Ampudia congregan al mayor número de fieles en sus multitudinarias romerías

8 de septiembre. La Iglesia católica celebra hoy la fiesta de la Natividad de la bienaventurada Virgen María, una jornada que adquiere una gran relevancia religiosa en aquellos municipios que tienen a la Virgen María como su patrona, que suman once en la provincia de Palencia.

Las eucaristías se suceden a lo largo de este jueves en iglesias y ermitas, pero en algunos municipos la devoción trasciende al templo y sale a la calle a través de multitudinarias romerías. Son los casos de Saldaña y Ampudia, que celebran actos, con gran afluencia de fieles y devotos, dedicados a sus muy queridas imágenes marianas, la Virgen del Valle en el primer caso y Nuestra Señora de Alconada en el segundo.

Estas dos fiestas trascienden también el propio municipio y se convierten en celebraciones comarcales. Miles de vecinos de los pueblos cercanos se acercan hasta los santuarios del Valle y Alconada para rendir tributo a las dos virgenes. En Ampudia la romería se desarrolla en la campa del monasterio regido por religiosas cistercienses. En Saldaña, la romería aquiere un rico cromatismo a través de los pendones que acompañan a la Virgen en su recorrido por el exterior del santuario.

Los otros municipios que festejan como patrona a la Virgen en sus distintas advocaciones son Aguilar de Campoo (Virgen de Llano), Paredes de Nava (Virgen de Carejas), Villasarracino (Virgen de la Piedad), Carrión de los Condes (Nuestra Señora de Belén), Baltanás (Nuestra Señora de Revilla), Antigüedad (Nuestra Señora de Garón), Boadilla de Rioseco (Virgen del Amparo), Torremormojón (Nuestra Señora del Castillo) y Cisneros (Virgen del Castillo).