La Policía detiene en Palencia a dos personas tras una aparatosa persecución

  • Agentes de paisano observaron cómo intentaban cometer un 'hurto afectivo'

  • En la veloz huida en coche, se saltaron semáforos en rojo y pusieron en peligro a otros conductores

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palencia a dos personas por su presunta participación en los denominados 'hurtos afectivos'. Los hechos ocurrieron el pasado lunes, a media mañana, cuando efectivos de la Policía Judicial vestidos de paisano detectaron en las inmediaciones de la calle Obispo Fonseca un vehículo Audi Avant con matrícula extranjera, ocupado por un varón y dos mujeres, con apariencia de algún país del Este de Europa.

Los agentes permanecieron a la expectativa y detectaron cómo una de las mujeres se dirigía hacia unas personas de avanzada edad con la finalidad de preguntarles algo, en actitud que coincidía con el modus operandi utilizado por este tipo de delincuencia itinerante. Aprovechando la buena voluntad de víctimas de avanzada edad, se aproximan a ellas y, tras preguntarles por alguna cuestión, les abrazan en ademán de agradecérselo, arrebatándoles con extremada habilidad las joyas que lleven encima (cadenas de oro, collares, relojes, e incluso pendientes).

Huida y persecución

Tras ese pequeño encuentro entre las personas descritas, sin que se hubiera observado nada extraño, los vigilados detectaron la presencia policial, emprendiendo una veloz huida con su vehículo, poniendo en peligro la seguridad de los viandantes, de los policías, y de otros conductores, haciendo caso omiso a las señales policiales de detención del vehículo. En su huida, rebasaron numerosos semáforos en rojo y estuvieron a punto de colisionar con algunos vehículos, llegando a alcanzar una velocidad próxima a los 120 kilómetros en el transcurso de la persecución, que finalizó a la altura del semáforo del Centro Comercial de la Avenida de Madrid, debido a la retención de vehículos.Antes, el conductor del vehículo todavía trató de realizar una maniobra de marcha atrás para arremeter contra el vehículo policial.

Tras la detención del vehículo, el hombre que lo conducía se resistió activamente al arresto por parte de los agentes, que ya estaban siendo auxiliados por efectivos de Seguridad Ciudadana, resultando uno de ellos herido en el forcejeo.

El hombre de nacionalidad rumana, de 30 años, fue finalmente reducido y detenido, y posteriormente fue trasladado a dependencias policiales por un delito contra la seguridad vial y por resistencia a agentes de la autoridad. Igualmente, el vehículo fue trasladado por la grúa de la Policía Municipal a dependencias policiales para su inspección a fondo.

Simultáneamente, se procedió a identificar a las dos mujeres ocupantes del Audi Avant de matrícula rumana. Una de ellas fue puesta en libertad tras su identificación completa, ante la duda de la autenticidad de la documentación que portaba, y la otra fue detenida por hallarse encartada en un delito de robo con violencia cometido en Valladolid por el mismo procedimiento del hurto afectivo o cariñoso, en el que la víctima se percató del engaño y se resistió a la sustracción, por lo que fue agredida.

Los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Palencia.