El Norte de Castilla

Un grupo de turistas se hacen una foto ante la catedral este verano. :
Un grupo de turistas se hacen una foto ante la catedral este verano. : / Antonio Quintero

Las fiestas dan un espaldarazo al sector hotelero de Palencia

  • Gran parte de los establecimientos colgaron el lleno en los dos fines de semana de San Antolín

Los hoteles de la ciudad registraron en su mayoría un lleno los dos fines de semana que coincidieron con las fiestas, hasta el punto de que muchos visitantes tuvieron que dirigirse a establecimientos de localidades próximas, según indican los empresarios del sector. Los hosteleros coinciden en que han sido unos de los mejores sanantolines de los últimos años en cuanto a afluencia de visitantes, en un verano que, en general, también ha sido mejor que las últimas temporadas. Incluso se ha indicado que el aumento de ocupación ha alcanzado cifras similares a 2007, antes de la crisis.

El 100% de ocupación se alcanzó en hoteles como el Castilla Vieja el pasado fin de semana, el viernes y sábado, y el último de agosto, según indica el director del establecimiento, Eduardo Relea. «Nos hemos quedado sin plazas y mucha gente ha tenido que hospedarse en hoteles de Magaz, Venta de Baños o Frómista», señala Relea. «Aquí se ven las distancias de otra forma, pero para una persona que viene de Madrid, ir hasta estos pueblos no les supone ningún problema, porque en la capital tardan mas en ir de su casa al trabajo a diario», argumenta este empresario.

En resto de los días entre semana, «ha estado más flojo», en particular el lunes y el martes, «quizá porque el programa festivo estaba un poco más vacío», opina Relea.

Madrid se mantiene como el principal nicho de visitantes en las fiestas y también de turistas en verano, si bien en ferias « hay muchos palentinos de origen que aprovechan para venir a las fiestas de su ciudad», expone el empresario. Y en San Antolín, un gran numero de clientes han sido artistas de los conciertos y espectáculos y personal del Mercado Medieval. Tanto en estas fechas como en el resto del verano, el País Vasco es otro lugar de procedencia de gran parte de los visitantes.

En torno al 90% ha estado la ocupación el en Hotel Monclús. «Muchos de los clientes han sido personas que han venido a trabajar en las fiestas», indica Carlos Moncús. Así, enumera expositores de la Feria del Libro, artistas, participantes del Mercado Medieval, técnicos y artistas de grupos musicales o actores de teatro. Y junto a ellos, visitantes que vienen a los conciertos, indica.

Monclús confirma que también muchos de los clientes son palentinos de origen o que tienen familia en Palencia y vienen a disfrutar de sus fiestas.

El empresario del Hotel Monclús considera que este ha sido «un buen año en general, y el verano, mejor que el anterior». Atribuye buena parte del negocio a los trabajadores de Renault, que se instalaron en hoteles hasta que encontraron un piso.

Toresros y artistas

En el Hotel AC, se alojaron casi todos los toreros de la feria de San Antolín, según señala la directora, Carmen Serrano, así como aficionados que vinieron de fuera a ver la lidia y visitantes que están vinculados a la ciudad y querían vivir sus fiestas. También estuvieron los integrantes de Estopa. «Los de Hombres G no pudieron, porque no disponíamos de plazas», explica la responsable del establecimiento, que también colgó el lleno en las fechas claves de las fiestas y tuvo clientes potenciales que se vieron obligados a buscar otros alojamientos. Durante la semana, la media de ocupación fue del 85%.

«En fiestas, la ocupación ha ido mejor que el año pasado, y el verano también, especialmente en agosto. Hemos vuelto a las cifras de negocio de 2007, antes de que empezara la crisis», expone la directora del AC. Añade que en julio la ocupación no fue tan buena como se esperaba y lo atribuye a que el sector de los negocios, del que proceden parte de sus clientes, se toma ya vacaciones en ese mes.

La directora del hotel AC, el segundo mejor valorado de la provincia en el buscador TripAdvisor, considera que «estar bien situados en Internet siempre cuenta para atraer clientes, el hecho de tener buena calificación, ayuda». Carmen Serrano afirma que el hotel está «muy pendiente» de las opiniones de los clientes para mejorar la calidad del servicio. La limpieza, la amabilidad del personal y el propio establecimiento son los factores mejor valorados, aunque no tanto la ubicación. «Sin embargo, para la gente que viene de fuera, en muchos casos es una ventaja, porque tienen aparcamiento para el coche y pueden estar en el centro en pocos minutos».