La Guardia Civil, en la zona en la que fue hallada la mujer muerta.
La Guardia Civil, en la zona en la que fue hallada la mujer muerta. / Sane

El fiscal pide quince años para la pareja de la mujer apuñalada en Casavegas

  • La Fiscalía de Cantabria acusa al hombre de matar a su compañera y dejarla abandonada junto a una pista forestal en la localidad palentina

La Fiscalía de Cantabria ha solicitado una pena de quince años de cárcel para un hombre acusado de matar a su pareja, a la que asestó doce puñaladas y dejó abandonada junto a una pista forestal entre la localidad palentina de Casavegas y la población cántabra de Caloca. El Ministerio Público imputa al procesado, J. C. P. V., de 47 años en el momento de los hechos, un supuesto delito de homicidio, con la agravante de parentesco, por el que solicita la apertura de juicio ante el tribunal del jurado.

Según se explica en el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en la madrugada del 19 de septiembre de 2013. La pareja había estado cenando esa noche en un restaurante de Polaciones (Cantabria) y después se dirigió por la pista forestal que une Caloca y Casavegas para oír la berrea de los ciervos. Una vez en ese camino, en un lugar conocido como La vuelta del Rozo, se inició una discusión entre la pareja, por los celos del acusado, que tomó una navaja o un cuchillo que había en el interior del coche y asestó doce puñaladas a la mujer que le provocaron la muerte, «no instantáneamente, pero sí de manera rápida». Según sostiene la fiscal, el acusado arrastró entonces el cuerpo hacia un lado de la pista forestal y lo tiró entre la maleza, donde fue encontrado un día más tarde por unos vecinos de Casavegas, que pasan los fines de semana en el municipio y que paseaban con su perro por una pista forestal cercana a la localidad. El acusado se llevó después el coche de la víctima y lo aparcó en una calle de Santander, donde fue detenido dos días más tarde en las inmediaciones de la iglesia de San Francisco de la capital cántabra.

Cuidadora de sus padres

La mujer apuñalada, María Cruz Gutiérrez Fernández, de 44 años, era natural de Barrio, en el municipio de Vega de Liébana, y tenía dos hijos, uno mayor de edad y una chica de 17 años en aquellas fechas. Además, estaba al cargo de sus padres y estaba reconocida como cuidadora no profesional de su madre.

El Ministerio Público solicita una condena de quince años de cárcel para el procesado, que permanece en prisión provisional desde el 23 de septiembre de 2013. Además, pide que se le prohíba acercarse a menos de un kilómetro de la familia de la fallecida o comunicarse con ellos por un plazo de 16 años, y reclama indemnizaciones para los hijos y los padres de la mujer que suman en conjunto 230.000 euros.

El acusado admitió en su primera declaración en el juzgado de Cervera de Pisuerga que estuvo con su pareja y que hubo entre ambos una discusión, pero que después él se marchó del lugar. Aunque el cuerpo de la mujer apareció en Casavegas, una entidad menor dependiente del Ayuntamiento de La Pernía, los hechos van a ser juzgados en Cantabria porque en los casos de violencia sobre la mujer rige el domicilio de la víctima a la hora de determinar el juzgado que asume la causa. El fiscal pide quince años para la pareja de la mujer apuñalada en Casavegas