El Norte de Castilla

Vecinos de un edificio de La Yutera piden una solución para un conflicto con una familia gitana

José Luis Alegre, en la protesta, junto al cartel de los pisos de La Yutera.
José Luis Alegre, en la protesta, junto al cartel de los pisos de La Yutera. / Antonio Quintero
  • Uno de los afectados se manifestó ayer ante la Audiencia para reclamar la intervención de jueces y Ayuntamiento

Vecinos de un edificio de viviendas de la Avenida de Madrid, también conocidas como las viviendas de La Yutera, reclaman una solución al conflicto con una familia gitana que vive en el mismo portal y con la que mantienen enfrentamientos desde hace siete años. Los daños en las propiedades, las amenazas y hasta las agresiones se suceden continuamente, según denuncia el matrimonio de afectados, María Velasco y José Luis Alegre. El marido indica que entre los perjudicados también está la propietaria de un local comercial del inmueble y que «la familia gitana se mete con el resto de los residentes». Se trata de un edificio de 16 pisos, aunque actualmente solo residen en él cuatro vecinos, incluida la familia de etnia gitana, explica José Luis Alegre.

Prueba del nivel de las tensiones es que los enfrentamientos han dado lugar a juicios, uno de ellos ya con sentencia, en la que se condenaba a la familia gitana a indemnizar a la propietaria del local comercial por daños en el establecimiento.

Otra de las causas judiciales, pendiente de sentencia, se originó porque alguien pinchó las ruedas de la furgoneta del vecino de raza gitana. Este achacó el hecho a la propietaria del local y al propio José Luis Alegre, por lo que golpeó la puerta de su vivienda en la que ocasionó daños. Por ello, avisó a la Policía y presentó la denuncia.

«Hemos recurrido al Ayuntamiento, pero nos dicen que no pueden hacer nada», se lamenta este vecino. Afirma además que otra de las residentes del inmueble «tiene depresiones a causa del comportamiento de la familia gitana».

Permuta de vivienda

Alegre propone como solución una permuta de viviendas para alejar a la familia de etnia gitana o bien que les permitan trasladarse a ellos. «Que les den una vivienda en otro lugar o que nos faciliten a nosotros un piso a cambio de este», explica. Este vecino asegura que en el bloque de al lado, donde residen otros familiares de sus vecinos gitanos, también hay conflictos.

Los afectados han hecho públicas sus protestas y sus peticiones de solución en anteriores ocasiones, y aseguran que el problema con esta familia ha obligado a abandonar el edificio a varios residentes, de ahí que solo haya cuatro pisos ocupados. Ahora, ha llevado su protesta publica ante la Audiencia Provincial, con una manifestación al mediodía de ayer, en la que pide justicia para los casos de los pisos de La Yutera, como se leía en una pancarta.