Felipe el Hermoso vuelve a Hornillos

fotogalería

Los vecinos conforman el cortejo fúnebre de Juana I de Castilla, en Hornillos. / LUIS ANTONIO CURIEL

  • Más de 150 vecinos se implican en la representación del hecho histórico de 1507

Hornillos de Cerrato se vistió de gala el sábado para rememorar uno de los acontecimientos más importantes de la localidad. Los hornilleros regresaron a 1507, fecha en la que el cortejo fúnebre con los restos de Felipe I ‘El Hermoso’ llegó a la localidad. En aquel entonces y durante cuatro meses, los hornilleros convivieron con la corte real encabezada por la reina Juana I de Castilla.

La idea de la representación surgió en 2012 en el seno de la Asociación Cultural Viejo Castillo, que es la encargada de preparar la Semana Cultural, que este año llega a su trigésima edición. La escenificación nació con el objetivo de dar realce a la tradicional cena medieval a partir de un hecho histórico de la localidad. Y la respuesta de los hornilleros no se hizo esperar. En la primera edición, el cortejo fúnebre congregó a más de un centenar de vecinos y Resu Marcos representó con todo realismo a Juana I de Castilla. Al igual que el año pasado, Margarita Abad asumió el papel de la reina, cuidando con esmero todos los detalles y diálogos.

En esta tercera edición, más de 150 vecinos participaron en el cortejo fúnebre que recorrió las principales calles de la localidad, muchas de ellas decoradas con escudos y pendones medievales que sirvieron para recibir a la corte real. Por unas horas, Hornillos de Cerrato regresó al medievo, con soldados, damas, monjes, bufones y otra serie de personajes que paseaban por las calles y plazas de la villa cerrateña.

El eje central de la representación fue el duelo de la reina Juana I de Castilla ante los restos del rey Felipe I ‘El Hermoso’. Una narración dialogada sirvió de marco para que los vecinos entraran en la escena, representada en la explanada del Ayuntamiento de la localidad. La escenificación contó también con otros episodios históricos, como el nacimiento de la infanta Catalina de Austria, hija póstuma del rey Felipe I ‘El Hermoso’, que tuvo lugar en la localidad vecina de Torquemada. La dama Mercedes de Zúñiga fue el personaje histórico que cuidó de la infanta y que también estuvo representada en Hornillos de Cerrato. Otro momento significativo fue el diálogo entre el cardenal Cisneros y la reina Juana I de Castilla.

El origen de esta representación se remonta a una charla impartida por el historiador Miguel Ángel Zalama, que ofreció una conferencia sobre el hecho histórico y la importancia que tuvo para Hornillos de Cerrato y los pueblos cercanos. La historia rememora este hecho como triste para los hornilleros, pues sufrieron un saqueo total en el pueblo.

El cortejo fúnebre y la representación dieron paso a la tradicional cena medieval, que lleva más de dos décadas celebrándose en la localidad y ya es un clásico en la Semana Cultural. Con la carpa perfectamente engalanada y decorada para la ocasión, los hornilleros fueron agasajados con una cena al más puro estilo medieval, con productos de la tierra, café, licores y dulces variados. Todo ello amenizado con música popular y con la actuación del mago Oliver, lo que permitió disfrutar de una velada al más puro estilo medieval.

Un año más, Hornillos de Cerrato regresó al medievo, rememoró su historia y disfrutó de una velada en la que la armonía y la fraternidad fueron las notas características.