Arca exhibe su cara más solidaria

fotogalería

Dos artistas de Payasos sin Fronteras y público, con las narices rojas / Nuria Estalayo

  • Payasos sin Fronteras presenta un proyecto desarrollado en Cisjordania en una jornada que abarrota el casco urbano de Aguilar

El encuentro de artistas callejeros de Aguilar de Campoo mostró ayer su lado más solidario al comenzar la jornada con una charla sobre la labor que realiza la ONG Payasos sin Fronteras (PsF). Quique Méndez, Rubén Río y Agus López, los tres integrantes de la compañía Jean Philipe Kikolas y voluntarios de PsF, fueron los encargados de presentar este proyecto.

La carpa situada en el parque infantil, donde estos días presentan su espectáculo ‘Cabaret Errante’, acogió a un público deseoso de conocer detalles sobre la expedición enviada por la ONG a Palestina, de la que Méndez y Río formaban parte.

Los actores comentaron con el público cuál fue su experiencia en el territorio de Cisjordania, a la vez que iban proyectando fotografías de sus encuentros con los niños palestinos durante los doce días que duró el viaje por escuelas y campos de refugiados beduinos. Los artistas contestaron a las preguntas de los interesados espectadores, muchos de los cuales quisieron hacerse con una nariz de payaso para colaborar con la misión de la entidad, que no es otra que mejorar la situación emocional de la infancia que sufre conflictos bélicos o catástrofes naturales mediante espectáculos cómicos.

Por otro lado, durante la tarde de ayer no se pudo completar la programación prevista dado que una de las sesiones tuvo que ser cancelada, como avisó en la noche del viernes la organización del festival a través de carteles en la Plaza de España y de su recién inaugurada aplicación ‘on line’. Debido a una lesión de sus integrantes, la compañía Jordi Vidal no presentó en Aguilar su espectáculo ‘Chrysalis’ previsto para las 19:30 horas. Nuevamente, siguieron los pases de ‘Cabaret Errante’ en su carpa para cien espectadores, y un día más el centro urbano se vio plagado de gente disfrutando de las actuaciones de la compañía belga Cirqu’lation Locale y de la francesa Les Krilati.

Los tres artistas de circo belgas ofrecieron ‘Trampoline Mission 3’, un espectáculo enérgico y arriesgado. El público se vio asombrado con sus saltos acrobáticos, impresionantes caídas sobre una cama elástica gigante, malabares y teatro de calle.

Por su parte, la propuesta de la compañía francesa fue ‘Racines’, una crónica aérea y acrobática que tiene el origen en un sueño y que trata de ser «un canto al exilio y una alegoría de toda forma de tránsitos». Un espectáculo dramático y poético, tierno y cruel.

Arca se cierra en la jornada de hoy. El espectáculo nocturno ‘Carruossel des Moutons’ será el encargado de clausurar la edición de este año con nueve compañías, catorce pases y miles de seguidores que entrarán a formar parte de la historia de veinte años de riesgos, escollos, aciertos, tropiezos, pero sobre todo de diversión, ilusión y entusiasmo.