17.000 personas visitaron la Ruta del Vino del Arlanza el pasado año

17.000 personas visitaron la Ruta del Vino del Arlanza el pasado año

Las dos bodegas palentinas integradas en el itinerario enoturístico aportaron unos mil visitantes cada una

El Norte
EL NORTEPalencia

Queda mucho camino por recorrer para que la Ruta del Vino del Arlanza se ponga a la altura de sus 'hermanas mayores'. Las 17.000 personas que se acercaron a la ruta palentino-burgalesa en 2017 están muy por debajo de las 400.000 que disfrutaron de una experiencia enoturística en la Ribera del Duero. De hecho, la del Arlanza es, junto a la de Sierra de Francia, la ruta menos visitada de la comunidad autónoma. Pese a los datos, la Ruta del Vino Arlanza renovó el pasado 6 de marzo su certificación con la Asociación Española de Ciudades del Vino y sigue su trabajo para crecer en un mundo competitivo como es el del turismo.

Diez son las bodegas integradas dentro de la Ruta del Arlanza, a la que actualmente pertenecen 50 entidades diferentes de las provincias de Palencia y Burgos (14 municipios de menos de 20.000 habitantes, 7 instituciones públicas y 29 empresas de diferentes sectores), y todos los actores que participan en la ruta tienen una misma meta: generar riqueza de la mano del turismo, algo que se logra «poco a poco». Y es que las dos bodegas palentinas integradas dentro de la ruta han recibido el pasado año unos mil visitantes cada una, y esos números hacen pensar a sus gestores que la inversión en un departamento de enoturismo está aún lejana. No obstante, todos los miembros de la ruta miran al futuro con esperanza ya que «no solo tenemos vino. Contamos con gastronomía, arte y paisajes para ofrecer una gran experiencia a los que nos visitan», explicó Miguel Ángel Rojo, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, en una rueda de prensa en la que se puso de manifiesto que el potencial enoturístico de la ruta es grande y tiene mucho recorrido.

Temas

Vino

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos