Fumar durante el embarazo también aumenta el riesgo de daño renal en los bebés

Una mujer embarazada fuma y bebe.
Una mujer embarazada fuma y bebe. / Archivo
  • Según el estudio realizado por la Universidad de Kyoto, los niños cuyas madres fumaban durante el embarazo tenían un 24% más de probabilidades de mostrar daños cuando tenían tres años

Un estudio de la Universidad de Kyoto en Japón ha revelado que los niños cuyas madres fuman durante el embarazo tienen más riesgo de sufrir daño renal, además de otros factores asociados al tabaquismo gestacional como un bajo peso y otros problemas al nacer, según los resultados publicados en la revista 'Clinical Journal of the American Society of Nephrology'.

"El tabaquismo libera nicotina y otras sustancias nocivas o potencialmente dañinas, como el óxido de nitrógeno, el policarbonato y el monóxido de carbono, algunos de los cuales atraviesan la placenta y pueden afectar al desarrollo del riñón durante el embarazo", según ha destacado Maki Shinzawa, autor de la investigación.

Este experto y su equipo analizaron muestras de orina de 44.595 niños para buscar niveles elevados de una proteína que puede indicar un deterioro de la función renal. Y los datos sobre el tabaquismo materno fueron recopilados durante los controles ginecológicos de las mujeres, que se realizan a los 4, 9, 18 y 36 meses.

En general, el 79% de las mujeres dijeron que nunca habían fumado durante el embarazo y un 4% admitieron haberlo dejado en el transcurso del mismo. Pero hasta un 17% reconocieron haber seguido fumando.

El riesgo absoluto de daño renal entre los niños fue bajo, pero en comparación con los niños nacidos de madres que no fuman, los niños cuyas madres fumaban durante el embarazo tenían un 24% más de probabilidades de mostrar signos de daño renal en sus pruebas de orina cuando tenían tres años.

Las pruebas de orina mostraron niveles elevados de proteína en el 1,7% de los niños nacidos de fumadoras, el 1,6% de los niños cuyas madres eran exfumadoras y el 1,3% de los niños nacidos de mujeres que nunca habían fumado.

Tabaquismo pasivo

Además, los niños expuestos al tabaquismo de forma pasiva en su casa también parecían tener un mayor riesgo de daño renal que los niños que no vivían con fumadores, aunque en este caso la diferencia no era lo suficientemente significativa como para descartar la posibilidad de que fuera por casualidad.

Una limitación del estudio es la dificultad de que las mujeres fueran sinceras en sus revisiones durante el embarazo o que recordaran cuánto fumaban antes o durante el embarazo. Asimimso, tampoco hay pruebas de laboratorio para confirmar la exposición al humo.

Pese a ello, los datos añaden evidencia que relaciona el tabaquismo con el daño renal, una conexión que algunas investigaciones previas ya han establecido para fumadores adultos y para niños expuestos al tabaquismo pasivo, ha añadido el director del Instituto de Ciencias Médicas de la Universidad de Aberdeen (Reino Unido), Paul Fowler.

"Se ha observado que el tabaquismo materno conduce a una disminución del tamaño del riñón en los menores que puede ser motivo de preocupación, porque se sabe que cuando este órgano se desarrolla con retraso favorece la aparición de lesiones renales de adultos", ha añadido este experto, que por ello cree que da un motivo más para no fumar durante el embarazo.