«Estamos ante la generación del no permitir que el niño se aburra un instante»

«Estamos ante la generación del no permitir que el niño se aburra un instante»
  • Carta abierta de un profesor contra el 'Fidget Spinners', la última moda en las aulas

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Se vende como utensilio de ayuda para millones de niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH), sin embargo el Fidget Spinners está desatando una ola de críticas entre el profesorado por el mayor interés que muestran los jóvenes a este juguete de moda que a la docencia. Y es que los niños se lo llevan a todas partes. Raro es quien no haya visto uno por la calle. Cabe en la palma de una mano y consta de tres aros unidos entre sí. En el centro, otro círculo hace las veces de eje giratorio y ahí radica la gracia del aparato. Que gira, gira y gira. Caprichosas son las modas. Porque mientras que en las aulas se están prohibiendo, como en el caso de Estados Unidos, en las tiendas se agotan.

A raíz de esta moda, un profesor andaluz ha querido dar a conocer el calvario que vive en sus clases tras la llegada de este utensilio. El docente ha manifestado su descontento en las redes sociales y su carta abierta sobre el uso del Fidget Sppiner y la forma en la que se está educando a los niños se ha convertido en viral. 'Maestro Konrad Vic' compara a su clase con un grupo de desintoxicación que trata de desintoxicarse de alguna sustancia. Asegura que los pequeños están acostumbrados a la sobreestimulación que no se permite que el niño se aburra ni un instante, y que esto merma el desarrollo de sus capacidades, como la creatividad.

El maestro explica en su misiva que el juguete ha sido creado para calmar la ansiedad en los niños hiperactivos, pero que él desconocía que el 100% de su alumnao tuviera «problemas de ansiedad» y que solo se habían «diagnosticado unos pocos casos en los últimos años». Así, el profesor denuncia que se venda este producto como un juguete para reducir la ansiedad puesto que la gran mayoría de los niños no la sufren.

'Maestro Konrad Vic' recomienda a los pequeños que cuando se aburran no cojan el smartphone ni el 'Spinners' sino que hagan alguna actividad que pueda promover de verdad su desarrollo personal y se pregunta si le hacemos algún favor a las nuevas generaciones permitiendo que estén a mil cosas a la vez.

«Tengo mis dudas sobre si es bueno para el desarrollo de un menor, aunque cojonudo para el desarrollo económico de la última novedad viral», dice el profesor.

«Parece que además de tener una ansiedad irrefrenable, las nuevas generaciones son superdotadas, capaces de disfrutar de la buena música, giros y compases, mientras descubren la mejor forma de pasar al siguiente nivel del juego de turno, a la par que saborean e intuyen que en la comida de ese día había un ingrediente nuevo, mientras con el rabillo del ojo analizan en la tele la situación política del país, todo ello justo antes de elaborar un discurso propio con lo más destacado de lo vivido, sentido y aprendido, durante su mañana en el cole», continúa.