Año nuevo, sillita infantil nueva

Sillitas infantiles para vehículos.
Sillitas infantiles para vehículos. / Archivo
  • A mediados de 2017 entra en vigor la normativa comunitaria que actualiza los requisitos de seguridad para la construcción de los sistemas de retención para menores

Los sistemas de retención infantil (SRI), su construcción y requisitos mejorarán en 2017 buscando una mayor seguridad para los pequeños. Las empresas constructoras deberán cumplir a partir del verano la nueva normativa que actualiza la R129, también denominada i-Size en vigor desde 2013, para estas sillas.

Ahora ya no se catalogarán por el peso, sino por la estatura de los niños. En esto han influido los nuevos sistemas de seguridad de los propios vehículos que, al igual que ocurre con el airbag del asiento del acompañante, representan más riesgos que beneficios para los menores.

La nueva normativa comunitaria obliga a los fabricantes a que sus productos superen duras pruebas en colisiones tanto frontales como laterales. Los nuevos SRI ya son compatibles con los airbags de cortinilla que se montan en los laterales del vehículo. Evitan que la cabeza del pequeño salga del SRI y pueda quedar atrapado, por ejemplo, entre las cortinillas laterales y las puertas.

Otra de las novedades hace referencia a los elevadores. En ellos solo podrán viajar los niños a partir de 125 centímetros de alto. Estos SRI deberan incorporar siempre un respaldo. El motivo es que el menor quede completamente sujeto por los hombros, algo que los actuales cojines elevadores no hacen. De hecho, tienden a resbalar por debajo o por encima del cinturón de seguridad quedando a la postre sueltos.

La normativa comunitaria estipula que el sistema de sujeción para sillitas Isofiz ya no es obligatorio. Esto se debe a las mejoras en los sistemas que incorporan los vehículos en sus propios cinturones de seguridad. Según la Dirección General de Tráfico, los SRI reducen un 75% las muertes y en un 90% las lesiones.

El último estudio del Observatorio Español de Conductores Ducit-RACE destaca que un 5% de los automovilistas reconocen que no utilizan un sistema de retención infantil, y un 37% llevaba a los menores de forma incorrecta. Además de la concienciación en el uso de los SRI, la asociación de conductores reclama que estos sistemas no se graven con el IVA de lujo para así facilitar no solo su compra, sino que se opten por modelos más completos.

Respecto a la normativa de la Dirección General de Tráfico especifica desde el 1 de octubre de 2015 que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135, que utilicen un sistema de retención infantil homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, deberán situarse en los asientos traseros, excepto:

-Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros

-Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características

-Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

En caso de que ocupen los asientos delanteros, siempre deben ir con el sistema de retención adecuado a su peso y talla y si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

Asimismo, La Ley de Tráfico y Seguridad Vial indica que los agentes podrán inmovilizar el vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil adecuado y se viaja con menores.