La Guardia Civil intenta cortocircuitar el 1-O bloqueando las bases de datos de la Generalitat

Agentes de la Guardia Urbana, custodiando las urnas./Efe
Agentes de la Guardia Urbana, custodiando las urnas. / Efe

EL TSCJ ha ordenado cerrar 29 sistemas de Centre de Telecomunicacions i Tecnologia de la Informació

M. Sáiz-Pardo / m. balín
M. SÁIZ-PARDO / M. BALÍNMadrid

Nuevo golpe de la Guardia Civil contra el 1-O. Efectivos del Instituto Armado, por orden de la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Mercedes Armas, se han personado la tarde de este viernes en el corazón tecnológico de la Generalitat, el Centre de Telecomunicacions i Tecnologia de la Informació (CTTI), para boquear hasta 29 sistemas y aplicaciones gestionadas por el Gobierno autonómico. El bloqueo de las bases de datos, según ha dispuesto Armas, tendrá que prolongarse hasta el 3 de octubre.

Según fuentes de la investigación, el objetivo de la maniobra, reclamada por los expertos de la Guardia Civil a la magistrada, es impedir el recuento de votos y la transmisión de datos el domingo, así como la utilización de datos censales cruzados.

Más información

Custodia del material electoral

Por otra parte, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas ha ordenado en un auto a la Guardia Urbana de Barcelona y al resto de policías locales que mantengan la custodia del material electoral depositado en los ayuntamientos tras la actuación realizada por los cuerpos policiales a instan del fiscal.

La juez se refiere al material electoral perteneciente a la Administración del Estado, por ejemplo las urnas, que se encuentran en los consistorios. La orden se dirige al mando de los Mossos d'Esquadra para que transmita la resolución a las policías locales. En una instrucción de la Fiscalía Superior ya había pedido a estos cuerpos que incautaran todos los efectos que podrían ser usados para la celebración del referéndum unilateral del domingo, suspendido por el Tribunal Constitucional.

La juez ha señalado, además, que en el auto dictado el 27 de septiembre ordenaba a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad una serie de medidas tendentes a evitar la celebración del referéndum, como el cierre de los edificios y locales públicos, y se acordaba el cese de las diligencias, actuaciones e instrucciones que hasta el momento viniera sustanciando la Fiscalía Superior de Cataluña en relación con estos hechos.

"No se preveía en el mencionado auto la adopción de medidas de custodia y aseguramiento de material electoral propiedad de la Administración del Estado, al no haberse dado cuenta a esta magistrada, en ningún momento de la instrucción, de que dicho material permanecía depositado en los Ayuntamientos", afirma el auto.

Pero "conocida ahora dicha circunstancia, se estima del todo oportuno el mantenimiento de la medida de custodia, al amparo, como el resto de las ya dispuestas, del artículo 13 de la Lecrim., por cuanto es obvio que la naturaleza del material depositado en los consistorios puede servir para la celebración del referéndum del 1 de octubre".

Fotos

Vídeos